Destacado

¿Qué es la Avispa de Mar?

La Avispa de Mar (Chironex fleckeri) que pertenece a la clase Cubozoa es uno de los animales más mortíferos del planeta. Se la conoce por la película “7 almas” de Will Smith, pues con que solo te toque con sus tentáculos puede  matarte. Es posible encontrarla en aguas australianas en la época de cría, pues se acercan a la costa para criar de octubre a mayo. Son unas medusas que provocan miedo a los bañistas, pues el dolor con solo que te toquen es muy doloroso.

Más sobre esta peligrosa medusa

Si después de lo que te hemos dicho quieres verla, en el Museo Tropical de Townsville todavía guardan un ejemplar en un frasco. Eso sí, pese a su poderío, este animal teme a las tortugas de mar, pues se alimentan de estas medusas, las cuales no sufren ese dolor que nosotros si sufrimos al tocarnos.

Comportamiento

La Avispa de Mar o Cubomedusa, provoca un dolor tan inmediato que no puede ser ignorado. Adquiere gran importancia salir fuera del agua si la medusa de la pica, pues las personas pueden llegar a sentir miedo y no ser capaces de salir por sí mismos.

La propia anatomía de esta medusa hace que puedan moverse por sí mismas y que tampoco necesiten grandes cantidades de energía para hacerlo. Para ello pueden usar las corrientes del agua o el viento para moverse en la dirección que deseen ir, pudiendo también moverse por ellas mismas sin tener que seguir estas guías en caso de que lo elijan.

Eso lo que quiere decir es que son unas medusas que no flotan en el camino de sus depredadores sin recurso alguno, por lo que tienen más oportunidades de sobrevivir, al poder llegar a lo que son sus fuentes de alimentación.

Hay diferencias importantes en lo físico entre las Avispas de Mar y otras clases de medusas. En lugar de verlas como un cúpula o campana, son más similares a un paraguas, un diseño con el que se pueden mover más fácilmente, con más control que otra especie de medusa en el mundo.

Su sistema nervioso es de lo más sofisticado en comparación con otra especie, contando con una base nerviosa que se ocupa de coordinar sus movimientos.

Como has podido ver, lo mejor es no juntarse con esta peligrosa medusa. Lo bueno es que salvo que vayamos a las lejanas costas de Oceanía, complicado tenemos encontrarnos con una de ellas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*