Destacado

¿Cómo usar bien el imperativo?

El idioma español es muy rico y el modo imperativo es bastante habitual cuando queremos dar todo tipo de órdenes, instrucciones y consejos. El imperativo de tú se usa cuando hay confianza con la persona a la que le estamos dando la orden. Si no tenemos mucha confianza, usamos el imperativo de usted.
• No bebas si vas a conducir el coche.
• Tómate la sopa de champiñones, que se te va a enfriar.
• Tome poca sal. La sal sube la tensión. (dicho por un médico al paciente).

En ocasiones, nosotros  usamos el imperativo duplicado para dar énfasis a la orden.

Sal, sal.
Ven, ven.
Corre, corre.
Mira, mira.

Si lo que queremos es que se atenúa la orden con el imperativo, solemos usar el por favor. Para atenuar la orden con el imperativo, utilizamos por favor.
• Tira esas empanadas caducadas, por favor.

Debes + infinitivo
Usamos con frecuencia  debes + infinitivo para dar una orden o instrucción.

• Debes tomar mucha fruta y mucha verdura para mantenerte realmente con buena salud.

Podrías + infinitivo
Se usa cuando se quieren hacer peticiones o dar una serie de órdenes en estructuras más formales en las que se quieren atenuar esa orden. Por lo general se hace cuando no hay confianza.

• ¿Podrías ayudarme con esta avería, por favor?

Te importaría + infinitivo
En esta ocasión lo que ocurre es se utiliza una estructura bastante educada para poder dar orden cuando no hay demasiada confianza.

• ¿Te importaría recoger la mesa?

No somos los únicos que caen en este error

Nuestro idioma debido a su gran riqueza hace posible que en más ocasiones de las que nos gustaría se provoquen errores. Está claro que no todo el mundo puede ponerse a estudiar gramática como cuando estábamos en el colegio, pero si que convendría intentar limar una serie de errores que, aunque sean muy comunes, pueden dejar una mala impresión.

Ocurre en todos los idiomas

Estamos ante un problema que no solo es cuestión del español, todos los idiomas tienen sus complicaciones y lo mejor que se puede hacer es luchar contra ellos para que no se produzcan más o reducir drásticamente las veces en que caemos.

Así que ya sabes, pon un poco de tu parte y cuando detectes estos errores, tampoco dudes, siempre que tengas un poco de confianza, díselo a tus seres queridos o amigos, el idioma y su utilización es cuestión de todos y lo mejor es cuidarlo como es debido ¿no?

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*