pon la música a todo volumen en el coche


Las ciudades se deleitan contra los rudos de los entrenadores. De la música o de sus tubos de escape. Cada ciudad tiene sus propias empresas en el área de servicios de emergencia que pueden soportar la diarrea: acústica. Florida tiene lo último en sacrificar su medio, pero no es el único.


115 dolares. Quienes generen un exceso de excedente en las llamadas del estado de Florida se enfrentarán a multas de 115 dólares (110 euros). Y los entrenadores están en el punto de mira. «No tratamos de escuchar música en el automóvil y no la pasamos bien, pero hay un límite en lo que se puede generar con su automóvil», dijo Mike Crabb, jefe de policía del condado de Orange en NBC.

El estado de Florida ha trazado un camino que garantiza que las mujeres generarán suficiente tráfico con su vehículo por encima de los 100 euros. ¿La vara de medir? El sonido es audible hasta 25 puntos de distancia. Es decir, los agentes policiales pueden sancionar económicamente a los automovilistas que conduzcan música a más de 7,5 metros de distancia. Ay, lo que es lo mismo, con un margen de margen entre sancionado y sancionado.

mi palabra. Contra la tuya. Aunque es lo que recupera NBC, el sonido no está mediado con un rango de decibelios ni con un aparato receptor adecuado para esta zona. En pocas palabras, si el sonido es audible, puede generar una fuente continua de conflicto entre los agentes y los ciudadanos. Como es de esperarse, la propuesta mid-state recogerá sus votos en contra de los medios, los temas que la administración, en el fondo, querrá recaudar más dinero.

Cada uno tiene más ciudades.. El estado de Florida es una de las ciudades más grandes de Europa y Europa. En febrero se viralizó un nuevo caso en Nueva York. Hasta el momento, el conductor de un BMW M3 fue multado con 835 dólares (770 dólares) por su tubo de escape más emitido. En este caso, la muestra se aloja con un dispositivo especializado para la recuperación de sonido ambiental.

En Ginebra se trabaja desde 2019 con radares de ruta, con el objetivo de vigilar que los conductores superen el máximo permitido. Es una forma desafortunada, además, de alguien que manipuló ilegalmente el escape para aumentar los decibelios que emite. París también ha estado muy concurrida en el pasado y, en nuestro país, ha llegado a realizar ensayos en ciudades como Madrid o Barcelona. Así que, de momento, la DGT está velando por que no se plante la instalación de este tipo de inspectores.

Aparatos que lo vigilan todo. Para conectar el sonido que llevamos a nuestro altavoz, los llamados «radares de ruta» son dispositivos con micrófonos que detectan sonidos en una radio 360º. Con ellos, puede determinar cuál es la fuente del sonido, buscar en el directorio de su bandeja y tomar una foto en caso de necesidad. En su base de datos, el volumen registrado.

El problema es el sonido y se instalarán estos dispositivos. El alcalde buscará al emisario, el alcalde será la próxima generación. De hecho, la Directiva 2002/49/CE del Parlamento Europeo y del Consejo recuerda que estos dispositivos determinan la evaluación de la calzada que se ubican en un poste a cuatro metros del sur. Obviamente, definir la posición de estos controladores de ruta es clave si desea que aparezcan todas las fechas necesarias.

Vivir con ruido. En España, el 76% de las personas afirma que la contaminación acústica afecta a su actividad diarreica y el 30% cree que es «muy frecuente y molesta». Y el tráfico es el principal responsable de este tráfico excesivo de personas.

Hecho, un estudio realizado en 38 colegios de Barcelona ha demostrado que un aumento de la ventana exterior de 5 dB provoca una reducción de la atención de los niños en un 4,8% y ralentiza la memoria de trabajo en un 11,4%. Sus cifras son superiores a las de las normas municipales, los números y son numerosos por el exceso de descortesía y sobre todo la infracción de aquellas infracciones que son comunes entre colegios y hospitales. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, este año, 16.600 personas murieron en Europa por parto prematuro y la causa de un accidente cerebrovascular.

55dB. Europa está trabajando para reducir el nivel de ruido a 55 dB para mejorar la salud de los ciudadanos. El objetivo de la OMS es aumentar los 40 dB. En España, los estudios del centro de estudios anterior tienen niveles medios de 63,5 dB. Esto es especialmente grave cuando se trata de aumentar el volumen y aumentar los decibelios. Un sonido de 75 decibelios es a veces 100 días más largo que un sonido de 56 decibelios.

Y también necesitamos el camino para vivir. Curiosamente, la Unión Europea ha fijado un límite mínimo y máximo en el recorrido que emiten los coches. Así, los coches eléctricos tienen que generar, al menos, 56 dB de sonido, mientras que lo máximo que puede emitir un coche en estos momentos es de 75 dB. El objetivo es dar al alcalde el número de trampas posibles sobre los atropos urbanos y evitar los vehículos de combustión sin dañar sus emisiones sónicas.

Vale la pena señalar que, si bien los decimales generan una altitud exponencialmente alta, también se recogen por adelantado en la atmósfera. Un sonido detectado a 200 metros será la cuarta parte del registrado a 100 metros, aunque la fórmula para su cálculo es completa y en esa fecha interviene la intensidad, frecuencia y longitud de onda, entre otros parámetros.

Durante una visita a una de las fábricas francesas donde Renault trabaja el sonido de sus vehículos eléctricos, los ingenieros nos explican que siempre es necesario contextualizar lo relevante de nuestro entorno. Por ejemplo, apoyo la idea de que estamos ganando velocidad cuando aceleramos. Si un sonido está diseñado específicamente para ello, es probable que el coche no esté tan deprimido como en realidad lo está.

Foto | Kathy



Fuente