LG ya tiene su primer televisor miniLED: diferencias con LED, OLED, QLED y MicroLED

LG ha hecho oficial una nueva gama de televisores que podremos ver en el próximo CES 2021, aunque sea remotamente: la serie QNED Mini LED será la primera en incluir pantallas MiniLED de la marca, de modo que ya podremos añadir esta tecnología a la lista de opciones que podemos adquirir además de LED, OLED, QLED y MicroLED.

La marca promete grandes ventajas con estos paneles MiniLED: contrastes de 1.000.000:1, los mejores perfiles HDR, frecuencias de 120Hz y resoluciones que llegan a ser 8K. ¿Pero qué diferencias marca todo esto con el resto de tecnologías de pantalla actuales? Hagamos un repaso.

Paneles retroiluminados: LCD, LED, QLED y MicroCell

Qled Tcl

Partamos de la tecnología más común, denominada ahora mismo LED pero que sigue basándose en una retroiluminación mediante un panel LCD. Forma parte de las gamas de televisores más económicas, y necesita de un panel de luz que ilumine los píxeles de la pantalla ya que éstos por sí solos no disponen de iluminación propia. Un panel LCD puro se retroilumina mediante una lámpara fluorescente, mientras que un panel LED utiliza diodos del mismo nombre que ofrecen una iluminación más uniforme y rápida. Pero en ambos casos hablamos de píxeles que necesitan retroiluminación externa, que no pueden ofrecer contrastes de color ricos como ocurre en los perfiles HDR.

Frente a las carencias de los paneles LCD han aparecido algunas mejoras que ofrecen un mejor contraste de colores, que ahora mismo se venden a precios competitivos. La tecnología QLED entra en este grupo: se trata de un panel LED que retroilumina sus píxeles con una luz azulada que atraviesa una lámina de plástico amarilla. En esa lámina hay dispuestos los llamados ‘Quantum Dots’ (de ahí la Q del nombre) que dependiendo de su tamaño crean luz de color rojo o verde. Con eso se ganan perfiles de color mejorados frente a los paneles LCD y LED. El Samsung Q950TS QLED 8K es un ejemplo de este tipo de televisores.

Otra opción parecida es la tecnología NanoCell, que parte de una iluminación trasera compuesta por LEDs de color blanco. La luz que emiten atraviese partículas de 1nm que filtran los componentes de luz amarilla, verde amarilla o naranja dejando pasar así componentes de luz rojo, verde y azul (RGB). Seguimos, eso sí, con píxeles sin luz propia. Y eso significa que no se pueden alcanzar perfiles con colores negros puros.

Paneles con iluminación individual: OLED, MicroLED y MiniLED

Panasonicap

Pasamos ahora a las pantallas cuyos píxeles cuentan con su propia iluminación, eliminando la necesidad de un panel de luz trasero. En este caso cada píxel de la pantalla se compone de tres LEDs (uno rojo, otro verde y otro azul), que se iluminan dependiendo de lo que se necesite mostrar en pantalla. La parte buena de esto es que se logran negros puros, pudiendo simplemente apagar aquellos píxeles donde no haga falta mostrar color; y además consumiendo mucha menos energía.

La parte mala de este tipo de pantallas es lograr un tamaño de esos LEDs que permita televisores de tamaños razonables en los salones de nuestro hogar: hasta ahora sólo hemos visto este tipo de tecnología en grandes paneles usados en exteriores. Estadios, pancartas publicitarias… pero no en televisores domésticos. Sólo hace falta sacar la calculadora: un televisor 4K necesita 3840*2160 píxeles, lo que son 8.294.400 píxeles. Y cada píxel requiere 3 LEDs, de modo que hay que colocar 24.883.200 LEDs en un televisor que quepa en un salón. Y hay que colocarlos con una precisión del orden de nanómetros, lo cual es complicado y caro.

La diferencia entre los paneles MiniLED y MicroLED es básicamente la del tamaño de los LEDs que componen sus píxeles: los MiniLED tienen LEDs de entre 100 y 200 micras, mientras que los MicroLED cuentan con LEDs de menos de 100 micras. En los televisores MiniLED de LG que hemos mencionado al principio significará resoluciones 8K en paneles de 84 pulgadas.

La mínima expresión de estos píxeles los tenemos en los paneles OLED. Éstos consiguen el mínimo tamaño de los píxeles utilizando una capa de átomos de carbono (de ahí el Organic LED del nombre), con las mismas ventajas de contrastes y negros puros con un consumo mínimo. La desventaja en este caso es el coste de fabricación y una menor durabilidad de la pantalla, cosa que intenta solventarse con las alternativas de MiniLED y MicroLED. Un ejemplo de televisor OLED es este LG CX que analizamos hace unas semanas.

Cada tipo de panel, como puedes ver, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Durante 2021 veremos apuestas de varios fabricantes con paneles MicroLED y MiniLED, buscando una solución que equilibre los costes con un precio competitivo y asegurando la calidad máxima de perfiles de color.


La noticia

LG ya tiene su primer televisor miniLED: diferencias con LED, OLED, QLED y MicroLED

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Miguel López

.