Es una de las historias de ciencia ficción más realistas y verídicas de los últimos años y acaba de leer Disney+


La novela de fantasía de 2011 de Andy Weir dio pie a esta película hace muchos años, en 2011.martes‘, que acepta leer Disney+, es algo seguro para creer que la ciencia ficción es comprobable y con fundamentos realistas no se reencuentra con la emoción y el suspenso. Porque esta es la propuesta de Ridley Scott, lo es todo, una aventura especial en la mejor tradición del cine de género. Solo que todo lo que cuenta es perfectamente espeluznante.

En él, un astronauta (Matt Damon) es abandonado en marzo por error, y desde entonces, ya se comunica con la muy rudimentaria Tierra para poder rescatarlo, teniendo que marchar todo a su motor para sorevivir. Entre otras cosas, mostrando una patata patata. Las inhóspitas condiciones de la superficie de Marte y los pocos recursos que existen serán el único principio de sus problemas

Drew Goddard hizo el esfuerzo de adaptar la novela a una película que originalmente tenía que estar dirigida a él, pero debatió la magnitud y la escala del tan esperado proyecto de Ridley Scott. En tan solo diez días, mucho menos del hábitat en estos casos gracias a su reducida cuota y al número de escenarios, Scott acabó con una balanza que, puso sobre su manta (108 millones de dólares de presunción, más de 630 de reembolso) y sus elogios aclamados por la crítica, fue nominado a su Oscar para este año en sus vacantes.

Sin embargo, uno de los aspectos más importantes del sistema de comunicación hexadecimal del protagonista con la NASA es que Ridley Scott reconoce que no tiene el propósito previsto. Más tarde se reveló que era probable que fuera un sistema más complejo y, habiendo tenido éxito en la realidad, se optó por una versión simplificada. En cualquier caso, sus detalles: la película está ambientada por su más alto nivel de realismo, que actualmente está siendo aprobado por la NASAtomandose solo pequeñas licencias con aspectos como la presión atmosférica de marzo, incapaz de generar tormentos como los soportados por el protagonista.



Fuente