'Mulán': una apreciable actualización para Disney+ que no tiene miedo a cambiar el original animado


Mulán': una apreciable actualización para Disney+ que no tiene miedo a cambiar el original animado

‘Mulan’ estaba llamada a ser uno de los grandes novedades cinematográficas de 2020. Disney había invertido en ella 200 millones de dólares solamente en gastos de producción para intentar conseguir otro bombazo de taquilla en la línea de las adaptaciones en imagen real de ‘El rey león’ o ‘Aladdin’. Todo iba sobre ruedas y hasta tuvo su premiere por todo lo alto el pasado 9 de marzo, pero apenas unos días después el avance del coronavirus se precipitó y Disney decidió retrasarla.

Poco después se anunció su llegada a los cines para el 25 de julio, pero la situación no mejoró lo suficiente y su estreno volvió a aplazarse. Eso no impidió que la noticia de que finalmente iba a lanzarse de forma directa en Disney+ el 4 de septiembre corriese como la pólvora, sobre todo por la decisión de cobrar 21,99 euros adicionales a los suscriptores para poder verla. ¿Merece la pena pagarlos? Eso ya depende de cada cual, lo que yo sí puedo deciros es que es el remake de la última ola de Disney que más se desvía de la cinta original y también uno de los mejores, aunque eso no quiera decir que sea una gran película.

Destino

Escena Mulan

Son muchos los cambios que el guion escrito por Rick Jaffa, Amanda Silver, Lauren Hynek y Elizabeth Martin ha introducido respecto a la popular producción animada de 1998, pero hay uno especialmente importante que acaba siendo el principal impulsor del resto. Aquí se presenta la necesidad de luchar en combate de la protagonista como parte de su destino, algo que ha tenido que ir reprimiendo para estar a la altura de las expectativas de su familia y que seguirá manteniendo a raya incluso cuando ocupa el puesto de su padre en el ejército chino.

De esta forma, el personaje de Mulan cambia de forma drástica, ya no se trata de una joven más o menos desvalida que supera sus limitaciones para convertirse en una gran heroína. En su lugar se la presenta como alguien que no encaja en la sociedad de la época y que tiene que abrazar quién es realmente para poder conseguir lo que está llamada a ser. Esa es la auténtica base de esta película y el resto de decisiones, incluso la aparición de algún nuevo personaje, vienen motivadas en mayor o menor medida.

Villana Mulan

Por lo pronto, el lado más ligero del original animado se sacrifica casi por completo -en sus primeros minutos todavía hay algo, pero luego desaparece- en aras de un enfoque más dramático que haga especial hincapié en el crecimiento de su protagonista sin recurrir en exceso a un apoyo externo. De hecho, el principal paralelismo se establece con la principal aliada (Gong Li) del gran villano de la función, un personaje creado para la ocasión que ayuda a reforzar el viaje de la protagonista, aunque lo haga creando un personaje poco estimulante que además impide dar más cancha al enemigo final.

Ya en la producción original se notaba que Shan Yu era un malvado con presencia amenazante pero un fondo que daba para mucho más de lo que vimos. Aquí en su lugar tenemos al Bori Khan interpretado por un desaprovechado Jason Scott Lee y la verdad es que el cambio es a peor. Más allá de la necesidad de querer vengar a su padre, estamos ante un personaje plano cuyo desarrollo se ha sacrificado para potenciar lo que mencionaba en el párrafo anterior.

Luces y sombras de ‘Mulan’

Liu Yifei

Eso lleva a que ‘Mulan’ viva y muera en su capacidad para que uno se ponga en el lugar de la protagonista y sienta ese crecimiento personal como algo fluido y efectivo. Ahí no puede decirse que la cineasta Niki Caro haga un mal trabajo, ya que evita los cambios demasiado bruscos en el personaje interpretado por una convincente y entregada Liu Yifei al plegar casi todos los demás elementos de la función a ello. No falta desde el lado más humano hasta lo mitológico.

Con esto último no quiero decir que la película nos tenga reservada una sorpresa en forma de reaparición de Mushu, un personaje hilarante pero que ya provocaba un desequilibrio claro en el original animado. Aquí eso hubiese llegado a límites en los que creo que hubiese destrozado la película. La apuesta de esta nueva ‘Mulan’ es la que es y la única duda que nos queda es si realmente compensaba este enfoque más «realista».

Imagen Mulan

En Disney estaban tan convencidos de ello que incluso dieron luz verde a que fuese el primer remake en acción real suyo que tuviese una calificación por edades PG-13 en Estados Unidos, algo que la MPAA explicó aludiendo a la utilización de varias secuencias violentas en la película. Es cierto que eso tampoco da tanto margen a Caro como algunos desearían, pero al menos logra presentar batallas sin que resulten completamente descafeinadas, permitiéndose además alguna concesión al puro espectáculo como esos guerreros capaz de, literalmente, correr por paredes. Una decisión algo chocante teniendo en cuenta esa supuesta búsqueda del realismo por parte de la película.

Eso también se refleja en su acabado visual, donde reina una solvencia indiscutible por mucho que me quede la sensación de que en ese punto estamos ante un espectáculo que ojalá hubiese podido ver en pantalla grande. Sin embargo, también da la sensación de ser algo demasiado medido, algo que se traslada a todo el conjunto de la película y le resta empaque dramático. Es cierto que no resulta forzado como sí sucede en otras adaptaciones de Disney más cercanas al original, pero también que carece de la energía necesaria para trascender más allá de lo más o menos entretenido que uno haya estado durante sus casi dos horas de metraje.

En resumidas cuentas

{«file»:»https://webediaespana.video.content-hub.app/default/video/74/37/12/5f35357e4bd22f77af/default-standard-720.mp4″,»image»:»https://webediaespana.delivery.content-hub.app/image/71/e1/33/5f35364d4bd22f779f/original/mulan-trailer-disney-plus-septiembre.jpeg»}

‘Mulan’ tampoco consigue replicar la magia del querido clásico animado de Disney, pero al menos intenta dar una voz propia al relato en lugar de conformarse con ser una mera repetición. Eso tiene sus cosas buenas y malas, y afortunadamente lo primero acaba imponiéndose a lo segundo y erigiéndose como una de las propuestas más interesantes de esta marcada tendencia de la compañía a seguir explotando lo que ya saben que funciona.

Puedes ver ‘Mulan’ en Disney+ por 21,99 euros a partir del 4 de septiembre

(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

‘Mulán’: una apreciable actualización para Disney+ que no tiene miedo a cambiar el original animado

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.



Fuente