¿Sueña el lagarto?

El lagarto ha sido estudiado por un equipo del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia y parece que al dormir tienen dos fases, una de sueño lento y otra de sueño rápido. En la última fase el organismo está en atonía muscular, pero el cerebro sigue con actividad, por lo que es en la etapa del descanso de donde aparecen nuestros sueños.

Los lagartos han sido objeto de pruebas para saber si sueñan y cómo lo hacen

Los investigadores del CNRS replicaron un experimento que se publicó en la revista Science en 2016, el cual demostró que el dragón barbudo, un lagarto australiano de tamaño medio, llegaba a pasar por las mismas dos fases de sueño que los seres humanos.

Los autores de dicho trabajo dejaron clara la hipótesis de que estos estados se originaron en un antepasado común de reptiles y mamíferos que existieron hace unos 350 millones de años.

Prueba para buscar certezas 

La prueba la han hecho ahora con una especie denominada tegu blanquinegro procedente de sudamérica y el resultado es idéntico, pues el lagarto experimenta dos fases de sueño similares a las nuestras y todavía desconocen si tienen algo similar a experiencias oníricas.

El análisis de los neurocientíficos del CNRS evidencia que hay diferencias entre el sueño que tienen los lagartos y el de los mamíferos y las aves.  En la etapa REM de las personas existe una actividad ocular y cerebral parecida a la de la vigilia, pero en los reptiles estudiados el movimiento de los ojos es de mayor lentitud.

Si volvemos  al tegu, la actividad del encéfalo es bastante diferente a la que le tiene despierto. Algo que debemos añadir, son las grandes similitudes en el sueño de las dos especies de lagartos, por lo que los científicos piensan que la fase REM de los animales es bastante más complicada de lo que se piensa.

El sueño y su conocimiento es de gran importancia

Lo que hace dicha investigación es contribuir a profundizar en temas como el conocimiento del sueño, que es un fenómeno fisiológico que todavía es misterioso, aunque es necesario para personas y animales.

Cuando estamos durmiendo se consolida todo lo que se aprende durante el día, eliminando la “basura” el metabolismo del cerebro, produciendo hormonas, regulamos la temperatura corporal y también se recupera la energía que necesitamos para poder sobrevivir, algo que visto lo visto, también precisan los lagartos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.