¿Conoces Los Beneficios Del Té Rojo Para La Salud?


Cultivado y producido originalmente en el sur de Yunnan (China), el té Pu’erh posee una larga historia y tradición de empleo. Se denomina también té rojo, y es producido a partir de la misma planta con la que se producen el té verde, negro y oolong.

No obstante, según los expertos su proceso de fermentación hace que supere al resto de los tés, en cuanto a beneficios para la salud.

Eve, una seguidora de Utah, es una mujer de mediana edad, quien desde siempre fue muy activa en el mundo de las ventas. Sin embargo, ciertas situaciones personales le llevaron a modificar la forma de ejercer su trabajo.

Eve me comentó, que desde hace aproximadamente dos años se vio obligada a instalar la oficina en un área de su casa. Desde allí realizaba un buen trabajo, aunque el permanecer en casa por tantas horas trastocaba su alimentación. Es decir, muchas veces el trabajo la absorbía y optaba por merendar con más frecuencia, postergando las comidas principales.

Al principio no notó ningún cambio perceptible, sin embargo, luego de algunos meses comenzó a incrementar de peso. Además, presentaba molestias como pesadez y dolor de cabeza. En vista de esta situación acudió a su médico de familia, quien le sugirió ciertos análisis hematológicos.

Los resultados arrojaron hiperlipidemia, para lo cual le recetaron ciertos medicamentos específicos para el colesterol. Sin embargo, estos fármacos le provocaron náuseas, mareos y estreñimiento.

A raíz de ello, decidió solicitarme una alternativa natural para su problema de salud.  Muchas personas suelen experimentar situaciones similares a las de Eve, por ello decidí compartir información acerca del té rojo, sus propiedades y beneficios, aquí en mi blog.

Generalidades acerca del té rojo

Este té denominado Pu’erh puede elaborarse y proviene de la misma especie de planta, que da origen a los diversos tés conocidos (verde, oolong y negro). Me refiero a la planta denominada botánicamente Camellia sinensis, sin embargo debe provenir de una variedad conocida como Assamica.

Generalidades acerca del té rojo

Esta planta presenta hojas más grandes, que las del té tradicional y se elabora de forma exclusiva en la provincia china de Yunnan.

Tras largos años de cosechar las hojas de este árbol los agricultores descubrieron, que el proceso de fermentación de las hojas mejoraban las características del té. Bien realizando el proceso de fermentación tradicional o su fermentación, empleando el proceso de tostado.

Estos efectos incrementaron su popularidad, al igual que el hecho de que existen árboles de más de cien años, de los cuales aún se cosechan sus hojas.

De hecho existen algunos árboles, que poseen más de mil años y aún están en producción. Esta condición ha sido también un elemento, que ha influido mundialmente en el deseo de consumir el Pu’erh.

A diferencia de los frutales, que disminuyen su producción al envejecer, los árboles del té pueden producir una sustancial cantidad de hojas, a pesar de tener siglos viviendo.

Clasificación del té rojo

En forma general existen dos categorías de té Pu’erh. La categoría Sheng, hace referencia a que el té es “crudo”, “sin cocinar” o “verde”. A su vez, la categoría Shou se refiere a que el té es “madurado”, “negro” o “cocido”. Ambas categorías son sometidas a todo el proceso normal empleado en la producción de té.

Es decir, cosechar las hojas, enrollarlas y luego formarlas mediante una máquina o bien a mano. Además de secarlas al sol, vaporizarlas y darles forma.

Vale mencionar, que la diferencia entre una categoría y otra, es que Shou se somete a un proceso adicional. El mismo consiste en apilar las hojas para someterlas a un proceso de “cocción”, favorecido por el proceso de fermentación.

Mediante la fermentación se logran descomponer las enzimas de forma natural, esto crea calor y ayuda a “cocinar” las hojas. Este proceso permite añadir ciertos matices especiales, que aflorarán al momento de degustar cada taza de este singular té.

Una vez completado el proceso en ambas categorías de hojas, éstas pueden dejarse sueltas o proceder a darles diferentes formas. Por lo general, la forma más común es la de torta, la cual posee siglos de empleo. Luego de tres meses, este té puede ser consumido.

No obstante, el sabor característico y añejo se formará durante los años adicionales de envejecimiento.

Se debe resaltar, que al igual que el terruño influye sobre el vino, cada taza de té refleja el terruño de origen. El terruño o terroir, hace referencia a la combinación de suelo, clima y topografía.

Al igual que estas condiciones son determinantes sobre el sabor del vino, también sucede con el sabor del té. Ello se debe, a que las hojas de té absorben lo que hay en su entorno, influyendo en su sabor final.

Propiedades del té rojo

De acuerdo a los estudios realizados hasta ahora, se han detectado diversas propiedades del té Pu’erh. Dentro de ellas destacan:

  • Antimutagénicas
  • Antimicrobianas
  • Antioxidantes
  • Antiinflamatorias
  • Anticancerígenas
  • Laxantes
  • Neuroprotectoras
  • Hepaprotectoras
  • Hipocolesterolemiantes
  • Hipoglucemiantes.

Muchas de estas propiedades, son debidas a la presencia de una serie de compuestos bioactivos. Un estudio del 2016, logró caracterizar 15 tés Pu’erh, encontrando en ellos diversos compuestos fenólicos.

El mismo fue publicado en International Journal of Food Properties y destacó la presencia de 43 compuestos fenólicos activos. El objetivo de este estudio fue la determinación de los compuestos fenólicos activos y sus efectos biológicos.

Así, los investigadores lograron detectar flavonoides, ácidos orgánicos, flavanoles, proantocianidina y benzotropolonas. De acuerdo a ciertos estudios comparativos realizados con mamíferos de laboratorio, empleando té negro, té verde y té Pu’erh, se encontraron hallazgos interesantes.

Según los resultados se determinó, que el té Pu’erh presenta los mayores efectos hipolipidémicos e hipocolesterolemiantes.

De acuerdo a caracterizaciones realizadas con anterioridad esto se debe a un proceso, que no se produce en los otros tipos de tés. Así, durante la fermentación del té Pu’erh las catequinas se oxidan en complejos pigmentos fenólicos.

A saber, las teaflavinas (TF), tearubiginas (TR) y teabrowninas (TB). Según los investigadores, el TB característico del té Pu’erh, pudiera ser el responsable de sus efectos hipocolesterolemiantes e hipolipidémicos.

Beneficios conocidos del té rojo

Gracias a los compuestos antes mencionados, el té Pu’erh presenta una serie de beneficios. Dentro de ellos destacan:

1. Ayuda a equilibrar el perfil lipídico y mejora el desempeño hepático

De acuerdo a los estudios, en especial uno publicado el 2012 en Zoological Research mostró, que los principales componentes bioactivos como la teabrownina (TB), polisacáridos, polifenoles y estatinas inciden sobre la disminución de grasas a nivel a nivel sanguíneo.

Beneficios conocidos del té rojo

Según las investigaciones, los extractos de té Pu’erh reducen los niveles de colesterol, incrementando los ácidos biliares. Ellos, se unen a las grasas y se excretan finalmente mediante las heces. De esta forma se disminuye la cantidad de grasas o lípidos, que circula en el torrente sanguíneo.

Un estudio publicado el 2019 en Nature mostró, que la TB es el compuesto más activo de este singular té. De acuerdo a este estudio, se pudo determinar, que la TB posee la capacidad de modificar la microbiota intestinal. Esto fue corroborado mediante estudios clínicos en humanos y con mamíferos de laboratorio.

Se observó, que la TB suprime la actividad de las bacterias asociadas con la hidrolasa de sales biliares (BSH).

A su vez, la TB incrementa los niveles de ácidos biliares conjugados (BA) a nivel del íleon (porción del intestino delgado conectada con el colon). Igualmente, inhiben la vía de señalización intestinal, estimulando la producción de bilis y excreción fecal de BA.

Esto conlleva a una disminución del colesterol hepático, y una disminución de la lipogénesis o síntesis de ácidos grasos. Esto se traduce en una mejor salud y desempeño de la función del hígado y sus órganos asociados.

De acuerdo a estudios de laboratorio, el té Pu’erh puede prevenir la presencia de hígado graso no alcohólico. Además de ello, podría proteger de los efectos del cisplatino, un fármaco empleado comúnmente en quimioterapia.

2. Favorece el control del peso corporal

Un estudio publicado el 2016 en Clinical Interventions in Aging mostró, que el té Pu’erh influye positivamente sobre el peso. El mismo empleó una metodología aleatoria controlada mediante placebo, con la participación de 59 personas. Todos los participantes presentaban sobrepeso u obesidad leve.

Asimismo, su nivel de colesterol en ayunas era igual o superior a 220 mg/dL. Los participantes consumieron 3g de extracto de té Pu’erh (ETP) o de placebo a lo largo de veinte semanas. Al inicio del estudio y cada cuatro semanas, se evaluó la glucemia en ayunas, proteína C reactiva y lípidos sanguíneos.

Igualmente se practicó una absorciometría de rayos X al inicio y final del estudio. Esto permitió evaluar los cambios en la composición corporal. Además de ello, el apetito como la energía física y mental fueron calificadas durante cada visita empleando escalas analógicas visuales.

Finalizado el estudio, quienes tomaron Extracto de Pu’erh  mostraron una pérdida de peso significativa en relación con quienes tomaron el placebo. Según los investigadores se produjeron reducciones significativas de grasa a nivel de piernas, caderas, vientre y brazos. Así mismo, disminuyeron la grasa corporal general.

Este estudio también mostró reducciones sustanciales de los componentes del perfil lipídico sanguíneo. Estas reducciones comenzaron a notarse  después de cuatro semanas de iniciado el estudio. Esto incluyó el colesterol total y colesterol malo (LDL).

A su vez se observó un incremento del HDL o colesterol bueno. A las ocho semanas los valores del perfil lipídico alcanzaron el rango normal, manteniéndose así a lo largo del estudio. Luego de las veinte semanas se logró demostrar, que el consumo diario de té rojo produjo pérdidas de peso significativas.

Conjuntamente, se disminuyó el índice de masa corporal, se estabilizó el perfil lipídico y se redujo el apetito.

3. Protege el tejido cerebral

De acuerdo a un estudio publicado el 2017 en Molecular Neurobiology, el té Pu’erh puede proteger las neuronas.

Según los especialistas, el glutamato es considerado uno de los principales neurotransmisores excitatorios del Sistema Nervioso Central (SNC). Además de ello, se considera importante para el desempeño de diversas funciones neuronales clave.

No obstante se ha determinado, que el exceso de glutamato induce daños a nivel cerebral. Este efecto se produce debido a la muerte masiva de neuronas producida por la excitotoxicidad mediada por los receptores de glutamato.

Uno de los más estudiados recibe el nombre de mGluR5 y se considera muy prometedor para ser aplicacado en enfermedades neurodegenerativas. De acuerdo a los científicos este estudio logró comprobar, que el té Pu’erh posee efectos beneficiosos para el sistema nervioso central.

Esto se corroboró al verificar, que logró disminuir el efecto del receptor de mGluR5. Ello en comparación con el efecto producido por el té negro y té verde. Además de ello, el té Pu’erh logró inhibir los niveles de una proteína que favorece el desempeño del receptor de glutamato.

El efecto de este singular té, se debió al bloqueo de calcio y proteína quinasa, evitando así la necrosis que produce el exceso de glutamato sobre las neuronas. Igualmente se demostró, que el té Pu’erh logró aliviar la epilepsia inducida en mamíferos de laboratorio.

Para los científicos estos resultados demuestran, que dicho té puede ser considerado como un nuevo agente neuroprotector natural.

Preparando el té rojo

El té rojo suele venir en diversos formatos relacionados con su forma de prensado. Los más comunes son discos, nidos y hebras sueltas.

Este té, a diferencia de otros que conoces, suele llevar un proceso de enjuague. De acuerdo a la tradición esto está relacionado con la eliminación el polvo u otras impurezas, que puedan haber acumulado con los años.

Preparando el té rojo

También se dice, que esto hidrata las hojas a fin de prepararlas para la infusión. Cabe destacar, que si estas preparando un té Pu’erh maduro debes enjuagar dos veces. En cambio, si estas empleando té Pu’erh crudo solo debe enjuagar una sola vez.

¿Cómo realizarlo?

  • Colocar una cucharadita de hojas de té Pu’erh en un recipiente empleado para infusión
  • Cubrir ligeramente las hojas con agua filtrada a 95°C
  • Desechar rápidamente esta agua preservando las hojas
  • Repetir dos veces este procedimiento en caso de que estés empleando té maduro
  • Agregar una taza de agua filtrada a 95°C
  • Dejar infundir de tres a cinco minutos
  • Beber aún tibio.

Nota

No se debe tomar más de cuatro tazas al día, debido a ciertos efectos adversos. Entre ellos destacan ardor estomacal, mareos, convulsiones, confusión, dolor de cabeza, nerviosismo, problemas de sueño, vómitos, diarrea, irritabilidad y taquicardias.

Las mujeres embarazadas no deben consumir más de tres tazas al día, si se ingiere una menor cantidad es aún más seguro. Una cantidad mayor podría provocar trastornos de sueño, irritabilidad e incremento de la actividad intestinal en bebés lactantes.

Concluyendo

De acuerdo a lo mostrado existen bebidas milenarias, que han logrado resaltar gracias a la al compromiso de los científicos. En este caso el té Pu’erh, un secreto escondido en una zona montañosa de China, ya forma parte de un legado que ahora puede ser utilizado a nivel mundial.

Los estudios realizados hasta ahora muestran, que los efectos de este té se deben a la interacción de diversos factores. Uno que es fundamental y es el punto de partida es el terruño o terroir. Ese efecto hace posible que, al combinarse el efecto del suelo, clima y topografía se obtengan determinadas cualidades.

Luego mediante un manejo adecuado del proceso de fermentación, se logra incrementar la presencia de ciertos compuestos bioactivos clave. Según las investigaciones realizadas hasta ahora ese compuesto está representado en la teabrownina.

De esta forma, dicho compuesto en conjugación con más de cuarenta sustancias fenólicas bioactivas logra una serie de beneficios importantes. Dentro de ellos destacan la disminución de grasas a nivel sanguíneo y corporal, protección neuronal y mejoras del desempeño hepático.

Algunos estudios preliminares señalan incluso que el té Pu’erh podría llegar a ser un agente promisorio anticancerígeno.

Para Eve la información recibida, que también comparto en el post, significó mucho. Ella se comunicó conmigo y se mostró muy agradecida por mostrarle una vía natural para equilibrar sus niveles de lípidos. De hecho obtuvo además un plus, pues logró perder en tres semanas cerca de dos kilogramos.

Podríamos decir, que nuevamente un legado ancestral asiático con apoyo de la ciencia posibilita encontrar caminos naturales para la salud.

“Ya en la antigüedad, los chinos habían descubierto el valor medicinal del té Pu’erh. Beberlo es beneficioso para los intestinos y el estómago, según mi experiencia. Lo he tomado a diario después del desayuno durante muchos años y he visto cómo puede mejorar la digestión y ayudar con el estreñimiento”

Kyle Stewart, Especialista de Te Certificado

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.





Fuente