¿Ayuda La Cúrcuma Contra La Prediabetes?


Actualmente la prediabetes se considera una enfermedad reversible, y el empleo de medidas adecuadas durante este periodo crítico podría minimizar las complicaciones a largo plazo. Su diagnóstico se confirma cuando se detecta una alteración de la tolerancia a la glucosa y/o una alteración de la glucosa en ayunas.

Existen muchos medicamentos para su tratamiento, sin embargo, la cúrcuma ha demostrado a lo largo de los últimos años su efecto positivo sobre esta patología.

De esta complicación, que afecta a muchas personas les hablaré a solicitud de Caryn, una seguidora de Michigan. Ella es una mujer, que desde siempre se preocupó por cuidar su salud. De hecho me comentó, que desde su adolescencia se interesó por la gimnasia, y luego trabajó muchos años como entrenadora.

Actualmente a sus sesenta y ocho años, Caryn estaba avergonzada por ejercitar muy poco. Incluso, sus largas sesiones frente a la computadora, le ocasionaron un incremento de peso. Ella se preocupó mucho cuando su chequeo hematológico rutinario de glucosa y hemoglobina glucosilada confirmaron la presencia de prediabetes.

Su médico tratante le mencionó, que aún se podía revertir la enfermedad y evitar su transformación en diabetes tipo 2 (DT2). Para ello le sugirió bajar de peso, realizar ejercicio diariamente, mantener una dieta saludable y tomar ciertos medicamentos.

Caryn aceptó con mucho beneplácito todas las sugerencias a excepción de los fármacos. Esto se debió a ciertas experiencias negativas sufridas por algunas personas que ella conocía, cuando emplearon este tipo de medicamentos.

Por ello decidió contactarme para que le sugiriera una alternativa natural confiable para tratar su prediabetes. Para honrar su solicitud le envié un material con información general sobre la cúrcuma, incluyendo sus propiedades y efectos comprobados sobre la prediabetes.

Dada la prevalencia de esta enfermedad consideré importante compartir esta información en mi página.

Hablando acerca de la prediabetes

Para los especialistas, la prediabetes es un indicador precoz de la diabetes. Ambas patologías tienen en común, que en sus inicios presentan resistencia de las células a la insulina.

Hablando acerca de la prediabetes

Este término fue sugerido por la Asociación Americana de Diabetes, a fin de hacerlo más comprensible que los términos originalmente empleados. Estos eran, “glucosa alterada en ayunas” y “tolerancia alterada a la glucosa”.

Debemos recordar, que la diabetes es una enfermedad crónica que se presenta a consecuencia de la insuficiente producción de insulina por parte del páncreas. También puede aparecer cuando nuestro cuerpo es incapaz de emplear adecuadamente la insulina producida.

Es importante destacar, que la insulina es la hormona responsable de mantener los niveles de glucosa en un rango óptimo.

Pero cuando este proceso no se realiza adecuadamente, se produce un incremento de la glucosa sanguínea denominado hiperglucemia. Esta anomalía posee la capacidad de dañar diversos órganos y sistemas corporales, en especial nervios y vasos sanguíneos.

Al considerar The Global Burden of Diseases Study 2016, se obtiene cierta información relevante. Mediante este estudio se evalúo exhaustivamente la prevalencia, incidencia y años vividos con discapacidad para 328 causas, considerando 195 países y territorios desde 1990 hasta 2016.

Este estudio mostró que la Diabetes tipo 2 y sus complicaciones elevó en un 22% la discapacidad en los últimos diez años. De acuerdo a la ciencia la DT2 es una patología, que puede ser prevenida.

Para lograrlo se debe implementar una prevención estricta de los pacientes prediabéticos o intolerantes a la glucosa. Ello debe incluir, ciertas modificaciones en el estilo de vida, como una dieta saludable y ejercicio físico permanente. Además de ello, se debe controlar la tensión arterial y los lípidos sanguíneos.

Tratamientos actualmente empleados en el control de la prediabetes

La prediabetes ocasiona la alteración de la tolerancia normal a la glucosa (TNG). A fin de solventar esta ineficacia de la función de la insulina y mantener niveles adecuados de glucosa en sangre, las células beta del páncreas comienzan a producir más insulina. A nivel clínico, esto se denomina hiperinsulinemia.

Vale destacar, que la disfunción de las células beta y la resistencia a la insulina son los principales defectos de la DT2. Incluso, las personas normoglucémicas (con valores de glucosa en sangre dentro del rango normal) con TNG también presentan esta anomalía.

Por ello, a fin de que el tratamiento de la prediabetes tenga éxito se deben abordar estos dos defectos. De acuerdo a los especialistas esto debe realizarse con prontitud, a fin de evitar que la afección se vuelva irreversible.

De acuerdo a la FDA, cuando se deja sin tratar la DT2 puede ocasionar problemas graves, incluyendo cardiopatías, ceguera, daños renales y nerviosos.

Tratamientos dirigidos al estilo de vida

Diversos estudios han permitido establecer, que existe una disposición genética para la insensibilidad a la insulina. Cabe destacar, que existen ciertos factores de riesgo epigenéticos (obesidad, estilo de vida físicamente inactivo y falta de ejercicio físico), que agravan la resistencia a la insulina.

Por ello el tratamiento de la prediabetes que inciden sobre el estilo de vida, se dirige principalmente a los factores de riesgo, como la obesidad y dieta.

Por ello, la intervención en el estilo de vida incluye principalmente consejos dietéticos dirigidos a mejorar la nutrición. Además de ello, incluye ciertas instrucciones para la realización de actividades físicas y la pérdida de peso.

Actividad física y dieta contra la prediabetes

De acuerdo a los estudios se ha comprobado, que la actividad física mejora la sensibilidad a la insulina.

Ello se logra debido al aumento de la oxidación de los ácidos grasos libres. También influye de forma sustancial en la mejoría de la función mitocondrial del sistema músculo esquelético. Se ha comprobado además, que el ejercicio también ayuda a incrementar el nivel de adiponectina en la sangre.

Este compuesto posee la capacidad de mejorar la sensibilidad a la insulina. También se ha determinado, que la actividad física influye sobre la captación de glucosa a nivel de las células musculares. Ello ocurre, debido a su efecto estresor fisiológico.

A su vez, cuando el nivel de actividad física es bajo, el GLUT-4 (uno de los principales transportadores de glucosa) permanece inactivo, impidiendo que la glucosa entre en la célula. En cambio, cuando existe la presencia de insulina o se realiza actividad física, el GLUT-4 favorece la entrada de la glucosa en la célula.

Según algunos estudios se ha detectado, que la función de la célula beta y la regulación de la glucosa también mejoran por efecto del ejercicio moderado o intenso.

Incluso se ha descubierto, que el riesgo de diabetes se reduce entre un 18 y un 40% cuando se consume una alimentación nutritiva. Entre ellos destacan alimentos con índice glucémico bajo (cereales integrales y salvado), además de reducir el consumo de bebidas azucaradas.

Ingerir una bebida azucarada diaria induce un 26% más de riesgo de desarrollar diabetes. Ello con respecto a quienes toman menos de una bebida azucarada al mes. Por ello es importante considerar, que la dieta previene el desarrollo de la DT2 ocasionada por la prediabetes.

Estudios representativos sobre la importancia del estilo de vida en la prediabetes

Un importante programa de seis meses, desarrollado por Foundation Nutrition Alive, se realizó con pacientes que participaron en “Reverse Diabetes 2”. A pesar de que este hacía hincapié en el tratamiento de Diabetes tipo 2, los especialistas aplicaron estas ideas al tratamiento de prediabéticos.

Durante todos estos meses se realizaron asesoramientos rigurosos sobre nutrición y estilo de vida a un total de 73 personas con DT2. Además de ello, se contó con una plataforma digital de coaching, medicación guiada por un médico y lecciones de cocina.

Mediante este programa se motivó a las personas con conocimientos y habilidades para adaptarse a una alimentación nutritiva. De igual forma, a la mejora del estilo de vida.

Durante el tiempo de duración del estudio, de acuerdo a las pruebas en función de las intervenciones adecuadas del estilo de vida, justificó la reducción de medicamentos hipoglucemiantes. Por ello se redujo o se interrumpieron de forma total estos medicamentos en el 49% de los participantes.

Cabe destacar, que además de ello se observó una pérdida promedio de peso de 4,9 Kg en seis meses.

Mediante este estudio se logró comprobar, que la reducción de peso posee un rol destacado sobre la reversión de la DT2. De acuerdo a los investigadores también es de esperar los mismos resultados para la reversión de la prediabetes. Es por ello, que este nuevo enfoque podría recomendarse para intervenir en el estilo de vida para tratar la prediabetes.

Los resultados indican, que la intervención en el estilo de vida realizada correctamente produce respuestas más favorables que los fármacos. Por ello los investigadores afirman, que la intervención sobre el estilo de vida podría tratar la progresión de prediabetes a diabetes.

Tratamientos farmacológicos

Diversos estudios han establecido, que la progresión de la prediabetes a la DT2 puede ser prevenida empleando medicamentos antidiabéticos o antiobesidad.

Dentro de los más comunes destacan:

Metformina

Este fármaco es uno de los más comúnmente prescritos para retrasar la aparición de la diabetes. Se sabe, que la metformina disminuye la concentración de glucosa sanguínea en ayunas (PG) y la hemoglobina glicosilada (HbA1c).

Este medicamento no debe emplearse en pacientes cuyos riñones no funcionan normalmente. Ello se debe principalmente, al incremento del riesgo de padecer una afección grave y potencialmente mortal denominada acidosis láctica.

Tiazolidinedionas

Según los expertos, este fármaco estimula la sensibilidad a la insulina de los adipocitos, el hígado y células musculares. Incluso se ha observado, que es capaz de conservar la función de las células beta. Sin embargo, según los especialistas, mientras se emplee este fármaco es muy importante realizar un control permanente de la función hepática.

Asimismo puede ocasionar incremento de peso y edema periférico, especialmente en pacientes insulinodependientes. Incluso, podría ocasionar un deterioro acelerado de personas con insuficiencia cardíaca.

Inhibidores de la alfa-glucosidasa

Los inhibidores de la alfa-glucosidasa permiten, que ciertos nutrientes se digieran y absorban con menor velocidad. Sin embargo, quienes los utilizan suelen desistir de su empleo debido a ciertos efectos negativos (procesos diarreicos, flatulencia y dispepsia).

Incretinas

Las incretinas poseen la capacidad de reducir los niveles de glucosa posteriores a las comidas. No obstante, presentan ciertos efectos colaterales. A saber, infecciones del tracto respiratorio superior, goteo nasal, dolor de garganta y fuerte efecto hipoglucemiante al combinarse con insulina.

La cúrcuma como opción natural contra la prediabetes

En la actualidad, la comunidad científica reconoce la importancia de la cúrcuma. Como se sabe, esta planta ha sido empleada desde hace milenios en el sudeste de Asia. Las características peculiares, que han llamado la atención de los científicos, son sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La cúrcuma como opción natural contra la prediabetes

Asimismo, la cúrcuma cuenta con un mecanismo de acción, que puede impactar diversas vías moleculares. La curcumina juega un rol destacado en este efecto, incluyendo la inhibición de especies reactivas de oxígeno (ROS).

Esto desempeña un papel determinante sobre el combate de procesos asociados con el estrés oxidativo e inflamatorio. Además de ello, la curcumina presenta propiedades antivirales, anticancerígenas, antibacterianas y antidiabéticas.

Según la ciencia, la curcumina equilibra los niveles de glucosa e insulina, además de mejorar la resistencia a la insulina. También estimula la producción de adiponectina, una hormona sensibilizadora a la insulina y antiinflamatoria producida por el tejido adiposo.

Asimismo, puede disminuir los niveles de leptina, resistina y factor de necrosis tumoral-alfa en pacientes con DT2. Estos compuestos, actúan negativamente en la ruta de señalización de la insulina, favoreciendo la presencia de la resistencia a la insulina.

Es importante señalar, que la prediabetes ha sido relacionada con daños a largo plazo. Entre ellos destacan afectación del corazón, vasos sanguíneos y riñones. Incluso los investigadores han determinado, que esto podría ocurrir aun cuando no se haya avanzado a la diabetes tipo 2.

La curcumina en la mira de la ciencia

Algunos estudios realizados hasta ahora demuestran, que la curcumina mejora el perfil lipídico sanguíneo. Además de ello, puede incrementar la capacidad antioxidante en las personas que padecen DT2. Estos estudios complementan diversas pruebas disponibles sobre la capacidad de la curcumina en la modificación de los riesgos cardiometabólicos.

La curcumina en la mira de la ciencia

De acuerdo a estudios amplios realizados con la cúrcuma se ha podido verificar, que la curcumina posee diversos efectos positivos sobre las personas con prediabetes y DT2. Según estudios preclínicos, la curcumina puede favorecer la disminución de niveles elevados de glucosa sanguínea.

De hecho se ha comprobado, que este compuesto ejerce un efecto positivo sobre la hiperglicemia, además de optimizar la sensibilidad a la insulina.

Asimismo, algunas investigaciones han reforzado el hecho de que la cúrcuma podría revertir la prediabetes. Así, según los resultados obtenidos, se sugiere que la cúrcuma puede proteger contra el desarrollo de la DT2.

Un estudio realizado con personas prediabéticas señaló, que quienes consumieron curcumina a lo largo de nueve meses mostraron menor probabilidad de desarrollar Diabetes tipo 2, que las que solo tomaron un placebo. Incluso se descubrió, que la curcumina mejora el desempeño de las células beta del páncreas, responsables de producir insulina.

Un metaanálisis reciente, publicado en Frontiers en 2021, corroboró muchas investigaciones realizadas anteriormente. De esta forma se logró establecer, que la cúrcuma logra  reducir significativamente la peroxidación lipídica. Igualmente, disminuyó los niveles de glucosa en ayunas, HbA1C, triglicéridos, colesterol total, colesterol LDL y proteína C reactiva.

También se verificó una reducción importante de la presión arterial sistólica y diastólica, y un incremento significativo de los niveles de HDL (colesterol bueno) y la capacidad antioxidante sanguínea.

Molecular Curcumin una excelente opción

Molecular Curcumin es una opción inmejorable para el organismo. Proviene de la cúrcuma, una raíz antinflamatoria, considerada por la ciencia como una de las mejores.  Dentro de los beneficios de mi Molecular Curcumin están:

Molecular Curcumin una excelente opción

  • Provee la máxima bio-disponibilidad con una absorción hasta 185 veces mayor que otras marcas.
  • Los beneficios de la curcumina (extracto de la raíz de cúrcuma) están directamente vinculados a su capacidad de absorción.
  • Los curcumonoides son agentes terapéuticos que ayudan a regular los estados diabéticos y lipedemias, jugando un rol esencial en la prevención de la pre-diabetes y diabetes
  • Puede contribuir a mejorar la dislipidemias en el organismo.
  • Promueve la salud de las articulaciones, su movilidad y flexibilidad.

Concluyendo

Hoy en día se ha establecido, que la prediabetes es una condición que no debe ser ignorada. Anteriormente, esta patología se denominaba glucosa alterada en ayunas y tolerancia alterada a la glucosa. De acuerdo a los especialistas, esta condición vinculada a la resistencia a la insulina, puede ser reversible.

No obstante, esto supone un cambio importante en cuanto a la dieta y práctica permanente del ejercicio.

Existen además de los tratamientos asociados al estilo de vida, las terapias farmacológicas. Vale destacar, que dichas medicinas han sido desarrolladas para pacientes que padecen diabetes, pero se emplean en pacientes prediabéticos. Sin embargo, la mayoría de estos fármacos ocasionan diversos efectos adversos que muchas veces hace inviable su empleo.

Afortunadamente existen algunas alternativas naturales, que han sido muy bien estudiadas durante los últimos años. Dentro de ellas destaca la cúrcuma, planta cuyo empleo se remonta a miles de años, especialmente en países del sudeste asiático. Hoy en día es conocida a nivel mundial gracias a una serie de compuestos bioactivos, tales como la curcumina.

Este compuesto ha sido muy estudiado por la ciencia durante la última década, logrando demostrar su potencialidad en el control de ciertas anomalías. Dentro de ellas destaca, la estabilización de los niveles de glucemia a nivel sanguíneo, además de la mejora del perfil lipídico.

Es decir, incremento del colesterol bueno y disminución de los triglicéridos y colesterol bueno.

A Caryn la información recibida, la cual comparto en el post, le fue de gran utilidad. Ella se alegró mucho, al constatar la importancia de una adecuada alimentación y la práctica de ejercicio, para controlar la prediabetes. Incluso me comentó, que ahora incorpora cada vez que puede la cúrcuma en algunos platos para disfrutar sus beneficios.

“La curcumina puede inhibir la hiperglucemia, el estrés oxidativo y los procesos inflamatorios causados por la diabetes mellitus, además de inhibir las complicaciones sistémicas de esta enfermedad, como la hipertensión, la dislipidemia, la neuropatía, la nefropatía y la disfunción endotelial”

Ledyane Taynara Marton

Universidad de Marília (UNIMAR),  Brasil

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.





Fuente