Aceite De Eucalipto Para El Alivio Del Dolor | LasVerdades.NET

Aceite De Eucalipto Para El Alivio Del Dolor


En la actualidad es bien conocida la asociación entre las especies reactivas del oxígeno y nitrógeno (generadoras de estrés oxidativo), y las enfermedades inflamatorias. De hecho se ha determinado, que las plantas que poseen compuestos antioxidantes, también presentan propiedades antiinflamatorias.

Uno de estos compuestos naturales de origen vegetal, es el aceite de eucalipto. Muchos de los componentes de este aceite se han asociado con la reducción del dolor.

Acerca del alivio del dolor voy a hablar a solicitud de Valerie, una seguidora de Texas. Ella es una dulce abuelita de setenta y cinco años, que se siente muy feliz al entretener a sus nietos. Sin embargo, desde inicios del verano comenzó a experimentar algunas molestias en las articulaciones.

Luego de acudir a su médico tratante éste la remitió al reumatólogo quien determinó, que se trataba de una tendinitis a nivel del hombro. Valerie cree, que esto le ocurrió debido al peso de sus nietos al ella cargarlos.

Luego del diagnóstico fue remitida a una fisioterapeuta y el proceso de rehabilitación de su hombro le ayudó mucho. Valerie me dijo, que en ocasiones cuando ha sentido molestias toma analgésicos, pero por lo general le causan reflujo.

Por ello me contactó en busca de una alternativa para aliviar su dolor ocasional, que preferiblemente se empleara externamente.

Rápidamente le di respuesta a Valerie y le sugerí emplear el aceite de eucalipto. Le incluí cierta información con las generalidades del mismo, sus propiedades y beneficios, además de su forma de empleo.

Las molestias y dolores son comunes en todas las personas. Por ello, decidí compartir esta información con vosotros.

Generalidades sobre los problemas del dolor corporal en personas de tercera edad

Los expertos han establecido, que el dolor musculoesquelético persistente entre los adultos mayores posee una alta prevalencia. Se ha observado, que el dolor multisituado es responsable por la presencia de procesos incapacitantes que afectan entre el 40 y 60% de las personas de tercera edad.

Generalidades sobre los problemas del dolor corporal en personas de tercera edad

La presencia de un dolor por más de tres a seis meses (periodo normal de curación), es denominado dolor persistente. Por lo general en adultos mayores, ellos son ocasionados por ciertos trastornos musculoesqueléticos. Dichos trastornos, han sido reconocidos como una amenaza importante para el mantenimiento de la salud.

Ello se debe, a que muchos de ellos se asocian con procesos de deterioro cognitivo, problemas para conciliar el sueño, ansiedad, fragilidad, depresión, dificultades motoras y caídas.

Esto implica costos anuales para los Estados Unidos de unos trescientos millones de dólares, para tratar el tratamiento del dolor. Incluso se ha observado, que cada año, esta carga sigue elevándose. Desafortunadamente, muchas veces el dolor puede estar infratratado o manejado de forma inadecuada. Dentro de las razones destacan:

  • Deterioro cognitivo, que origina diversas formas de presentación del dolor
  • Identificación inadecuada del dolor
  • Declaración incompleta de la sintomatología por parte del paciente
  • Creer erróneamente que el dolor forma parte del proceso de envejecimiento
  • Tratamiento del dolor y ciertas afecciones comórbidas (otras enfermedades que posee la persona) por tiempo insuficiente a nivel clínico.

Todas estas razones muestran la importancia de comprender las consideraciones especiales, que deben contemplarse en la evaluación y tratamiento del dolor musculoesquelético persistente en personas de tercera edad.

Algunos estudios han demostrado, que existe una asociación entre el dolor moderado a intenso y el deterioro acelerado de la memoria, función ejecutiva y atención en los adultos mayores.

Dado que, diversos factores contribuyen con este proceso, se considera que el dolor persistente es un síntoma geriátrico.

El dolor y su relación con la salud mental

Por lo general, muchos adultos mayores poseen la propensión a padecer diversas enfermedades de forma simultánea (comorbilidad). Muchas veces, esto afecta las consideraciones acerca del tratamiento a seguir.

De acuerdo a las investigaciones clínicas se ha logrado establecer, que un 50% de la población geriátrica presenta más de dos afecciones comórbidas. Esto acarrea que la polifarmacia o la prescripción de cinco o más medicamentos es muy común.

Cabe destacar, que el efecto múltiple de fármacos ha sido relacionado con permanencias de mayor duración a nivel hospitalario, caídas e incremento de la mortalidad.

Esto destaca la importancia de realizar una revisión exhaustiva de los riesgos y beneficios relacionados con los medicamentos empleados por los adultos mayores para el tratamiento del dolor.

Esto debe ser considerado, porque los efectos adversos no deseados en las afecciones comórbidas, además de la polifarmacia podrían anular los posibles beneficios de otro medicamento empleado.

Un punto de honor que debe considerarse cuidadosamente en el contexto del dolor, es la salud mental. Para la ciencia, no caben dudas entre la asociación compleja existente entre el dolor crónico, la depresión y la ansiedad. De hecho, el dolor ocasiona un incremento del deterioro funcional y estimula procesos neuroinflamatorios.

Asimismo, acarrea deterioro a nivel de los compromisos sociales y estimula ciertas situaciones de afrontamiento inadaptado.

El afrontamiento hace alusión a la forma en que se manejan las emociones en un momento dado. El afrontamiento inadaptado, por lo general ocasiona situaciones negativas tales como tomar decisiones impulsivas e incluso hacerse daño (autolesionarse).

Debemos señalar, que existe la posibilidad de una relación recíproca entre el dolor y la depresión en los adultos mayores. Y esto sucede, aunque el dolor y la depresión son factores de riesgo independientes entre sí. Por ello la complejidad del proceso del dolor en adultos mayores.

El dolor y el enfoque integral

Dado que, el dolor está asociado a diversos factores, es imprescindible implementar un enfoque biopsicosocial integral para tratar el dolor persistente en pacientes de tercera edad.

Para poder llevarlo a cabo, el médico tratante debe considerar los cambios relacionados con la edad. En especial, el impacto sobre el desempeño de los órganos y la actividad de los medicamentos.

Desde el punto de vista técnico, los farmaceutas lo describen como la farmocodinámica (efectos del fármaco en el organismo) y farmacocinética (procesos que sufre el fármaco en nuestro organismo).

Se sabe, que la disminución de la función hepática y renal ocasionada por la edad, afecta el procesamiento de los fármacos. Esto influye directamente en la disminución de los niveles de eliminación del medicamento, además de modificar su eficacia.

Incluso, la disminución de la masa muscular y el incremento del tejido adiposo afecta la distribución del medicamento en el organismo de los adultos mayores. Esto ha sido relacionado con una modificación de la tolerabilidad y eficacia de los fármacos.

Al considerar todos estos factores se debe resaltar, que el enfoque adecuado a emplear en pacientes de la tercera edad debe estar alejado de criterios de “talla única”. Principalmente al prescribirse medicamentos.

El médico tratante no debería perder de vista, que los pacientes presentan experiencias de dolor individuales. Dichas experiencias influyen poderosamente sobre el tipo de dolor, percepción física del mismo y estado emocional. Participan también, la reacción al dolor, capacidad para afrontarlo y creencias personales del paciente sobre el dolor.

Muchos especialistas al abordar el dolor persistente en adultos mayores, incluyen la atención colaborativa a los fines de evaluar y abordar los múltiples factores únicos que lo integran. Dentro de estas modalidades, se incluyen procesos de rehabilitación, y empleo de alternativas no farmacológicas apropiadas para adultos mayores.

Alternativas no farmacológicas de uso tópico para los adultos mayores

Dentro de las alternativas empleadas desde tiempos ancestrales para el alivio del dolor, destacan los aceites esenciales. Su empleo con fines terapéuticos es conocida comúnmente como aromaterapia. Los aceites esenciales son los compuestos aromáticos, que poseen ciertas plantas en sus hojas, flores, frutos y corteza.

Dichos aceites son extraídos mayormente por arrastre con vapor y presentan aromas muy fuertes. Sin embargo, es la interacción de los compuestos presentes en ellos, que ejercen su acción al ingresar a nuestro organismo a través de las vías respiratorias o a través de la piel.

El aceite de eucalipto un portento de origen australiano

Muchas personas cuando oyen hablar del eucalipto por lo general lo asocian a un koala alimentándose de sus hojas. De acuerdo a los botánicos, la mayoría de las 700 variedades de eucalipto se desarrollan como árboles, y algunas como arbustos.

De acuerdo al país donde se encuentre, el eucalipto recibe diferentes nombres coloquiales. Entre ellos destacan árbol de la goma azul, de la fiebre o de corteza fibrosa.

Vale destacar, que a pesar de la enorme diversidad de especies de eucalipto, todas ellas presentan ciertas características comunes. A saber, su aroma fresco, dulce, fresco, limpio y alcanforado.

Esta planta fue utilizada durante siglos por los habitantes primigenios de Australia. Ellos lo denominaban “Kino“ y lo empleaban en la curación de heridas, resfriados, fiebres, congestión nasal y dolores corporales.

Australia fue donde se originó esta planta, y es el lugar de mayor producción de aceite esencial. Sin embargo, existen otros lugares del mundo donde también se produce aceite esencial. Entre ellos destacan algunos países del sur de Europa, Grecia, China, India y Brasil.

Cabe destacar, que en las medicinas tradicionales de estos países se ha utilizado considerando sus propiedades desinfectantes y expectorantes.

Es importante mencionar, que en la década de 1880 el aceite de eucalipto se empezó a utilizar en las cirugías, al considerar sus propiedades antisépticas. De acuerdo a los expertos, de las 700 especies de eucalipto que existen, unas 500 especies producen aceite esencial.

Se sabe, que la producción mundial de aceite de eucalipto se extrae en mayor medida de la especie Eucalyptus globulus. Esta especie se denomina coloquialmente “goma azul”.

El eucalipto se emplea en cremas para el sarpullido, ungüentos que liberan vapores medicinales, inhaladores y productos para la higiene dental. Ellos poseen efectos sobre la salud bucal, sistema respiratorio y musculoesquelético.

El aceite de eucalipto un aliado para el alivio del dolor

El aceite de eucalipto posee diversas propiedades, que favorecen la relajación y alivian la tensión nerviosa y dolor. Dentro de estas propiedades destacan la antiespasmódicas, analgésicas y antiinflamatorias.

El aceite de eucalipto un aliado para el alivio del dolor

Muchos de estos efectos se deben a la presencia de diversos compuestos. Entre ellos destacan: Alcanfor, Globulol, Citronelal, alfa-felandreno, alfa-Terpineol, eucaliptol, alfa-pineno, Limoneno, aromadendreno y piperitona.

Dentro de todos los compuestos mencionados destaca el eucaliptol, debido no solo por sus propiedades antiespasmódicas, analgésicas y antiinflamatorias. Es importante mencionar, que también posee propiedades antibacterianas, antifúngicas, antivirales y antitusivas.

Asimismo, posee la capacidad de incrementar el flujo sanguíneo y reducir los dolores de cabeza ocasionados por tensión.

Diversos estudios han demostrado la eficacia del aceite de eucalipto para reducir la hinchazón, inflamación y dolor. Un estudio publicado en Evidence Based Complementary and Alternative Medicine demostró cualidades excepcionales del aceite de eucalipto.

En este estudio un grupo de personas sometidas a cirugía de reemplazo total de rodilla (RTC) inhalaron aceite de eucalipto. A su vez, un grupo control inhaló aceite de almendras. El tiempo de inhalación fue de treinta minutos diarios mediante movimiento pasivo durante tres días seguidos.

Los investigadores midieron el dolor en una escala analógica visual (EAV), recuento de glóbulos blancos, concentración de proteína C reactiva, tensión arterial y frecuencia cardíaca, antes y después de la inhalación.

Se determinó, que la inhalación de aceite de eucalipto disminuyó eficazmente el dolor y tensión arterial. Según los resultados, los científicos sugieren que la inhalación de aceite de eucalipto puede ser considerada como una estrategia para el alivio del dolor.

De acuerdo a otros estudios, el aceite de eucalipto presente en ciertos productos analgésicos de uso tópico, produce el alivio del dolor en las articulaciones. Por ello funciona en la artrosis y la artritis reumatoide.

Concluyendo

Desde hace mucho tiempo, el aceite esencial de eucalipto se ha empleado por sus propiedades calmantes, antibacterianas y estimulantes. A pesar de que existen cientos de especies de eucalipto, son pocas las que destacan por su elevado nivel de compuestos bioactivos.

Muchas investigaciones realizadas a lo largo de los últimos años, han determinado que el eucalipto funciona como agente de limpieza y ambientador en algunos tejidos. Sin embargo, es ideal para emplearlo en aromaterapia bien como inhalación o aplicado sobre la piel.

Se sabe además, que posee un potente efecto relajante, produce una sensación refrescante y alivia la tensión nerviosa. Igualmente posee efectos antiinflamatorios, antiespasmódicas y descongestionantes.

Ello se debe a una serie de compuestos presentes en su aceite esencial, en especial el eucaliptol. Este compuesto, actuando en asociación con otros componentes bioactivos, además de calmar el dolor, ayuda a recuperar el cansancio muscular por efecto del ejercicio y alivia el dolor.

Incluso empleado en aromaterapia ayuda a despejar la mente y a combatir los dolores de cabeza.

Para Valerie la información recibida, la cual comparto con vosotros en el post, fue de gran utilidad. De hecho me comentó, que descubrió que su cuerpo absorbía mejor el aceite de eucalipto cuando empleaba aceite de aguacate. Me dijo que utilizaba tres gotas de aceite de eucalipto por cada cucharada de aceite de aguacate para sus masajes.

“Las observaciones respaldan el uso de la planta de eucalipto en la medicina popular. Se justifica una mayor investigación para el posible desarrollo de nuevas clases de fármacos analgésicos y antiinflamatorios a partir de los componentes de los aceites esenciales de la especie Eucalyptus”

Jeane Silva

Universidad Federal do Ceará, Fortaleza, Brasil

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.





Fuente