▷ ¿Qué Es La «Obesidad Metabólicamente Sana»? (OMS)


En la actualidad existen algunas controversias relacionadas con un término que fue acuñado hace unos años. Se trata de los “Obesos Metabólicamente Sanos”. Podríamos decir, que no existe una definición universalmente aceptada. Realmente se diferencia de los obesos insanos, en función del número de efectos adversos presentes en el síndrome metabólico.

Por lo general, la obesidad se asocia con la disfunción metabólica y diversas enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, este no es el caso de algunas personas obesas, que presentan ciertas características atípicas.

De este tema hablo a solicitud de Aubrey, una seguidora de Oregon. Ella se comunicó conmigo, porque ella y su padre, comenzaron a preocuparse por su madre, quien hace año y medio, fue calificada como obesa metabólicamente sana. Ellos han insistido por mucho tiempo, para que ella considere los peligros de la obesidad, sin lograr resultados.

Ella me comenta, que su madre, tomando en cuenta la opinión de los médicos que diagnosticaron esta enfermedad, se siente con “licencia” para seguir obesa. De hecho, muchas veces le recalca que su padre es delgado y sin embargo es hipertenso.

Dada esta negativa de su madre, ella decidió contactarme. Aubrey me planteó que le asesorara sobre el tema de la obesidad metabólicamente sana. Su idea fue, la de contar con elementos fundamentados para poder encarar la situación de obesidad de su madre.

Al comprender el razonamiento de Aubrey, preparé para ella un material donde resaltaba las generalidades del síndrome metabólico y las diferencias de este tipo de obesidad con la no sana. Además de ello, incluí ciertas observaciones científicas, donde se detecta que la obesidad metabólicamente sana, posee debilidades.

Este tema, aunque parezca poco común, abarca un cierto porcentaje dentro de la población obesa. Ya que la información no pesa y es una herramienta indispensable, decidí compartirlo en mi página.

El síndrome metabólico y sus consecuencias

Formalmente, la definición de síndrome metabólico apareció en los libros de medicina en el año 1998. Esto es relativamente poco tiempo y sin embargo, es una condición de salud que ha ocupado mucha investigación por sus peligrosos efectos.

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, unos 47 millones de personas en los Estados Unidos padecen esta enfermedad. Se ha determinado, que la misma es hereditaria y el desarrollar esta enfermedad denominada también síndrome X, se incrementa en la medida que envejecemos.

Actualmente, esta enfermedad es objeto de diversas controversias. De hecho, algunos médicos no están de acuerdo en que se considere propiamente una enfermedad. Si profundizamos sobre esta afirmación, caeremos en cuenta que constituye más bien, la presencia de un grupo de factores de riesgo.

Estos factores de riesgo cuando se combinan, provocan la presencia de graves problemas de salud. Cuando ellos se encuentran presentes, se pueden duplicar las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. Dichas enfermedades, pueden desencadenar accidente cerebrovascular e infartos. Además de ello, podría quintuplicarse el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

De acuerdo al Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, se han establecido ciertos factores de riesgo importantes. Entre ellos destacan:

  • Circunferencia abdominal:  más de 40 pulgadas (102 cm) en hombres y más de 35 pulgadas (88 cm) en mujeres
  • Elevados niveles de colesterol malo o LDL y triglicéridos: por encima de 150 mg/dL
  • Bajos niveles de colesterol bueno o LDL: menos de 40 mg/dL en hombres y menos de 50 mg/dL en mujeres
  • Elevados niveles de tensión arterial: igual o mayor a 130 la presión sistólica e igual o mayor a 85 mm Hg la presión diastólica
  • Presencia de elevados niveles de glucosa en sangre medida en ayunas: igual o mayor a 100 mg/dL.

Estableciendo algunas ideas acerca de la obesidad metabólicamente sana

Es importante señalar, que el síndrome metabólico puede ser controlado mediante un cambio disciplinado en el estilo de vida. Para que una persona obesa sea catalogada con síndrome metabólico, deberá cumplir al menos con tres de los factores de riesgo anteriormente enumerados. Es decir, poseen los niveles de estos factores fuera del rango normal.

Se ha encontrado, que algunas personas obesas presentan una condición que les permite estar protegidas de los efectos adversos del exceso de grasa corporal. Ellas poseen todos los factores de riesgo en un rango normal. Por ello, no presentan propensión a la diabetes, colesterol malo, hipertensión o enfermedades cardiovasculares.

Cierto estudio realizado en España permitió establecer, que un tercio de las personas obesas en ese país, son metabólicamente sanas. Esta cifra es semejante a la encontrada en los Estados Unidos. Este estudio fue efectuado por expertos en Salud pública de la Universidad Autónoma de Madrid.

De acuerdo a los científicos, se cree que la respuesta que presentan las personas con obesidad metabólicamente sana, se encuentra en un tipo de células que conforma el tejido graso.

Algunos hallazgos acerca de la explicación de la obesidad metabólicamente sana

De acuerdo a las investigaciones adelantadas en la Universidad Autónoma de Madrid, las células del tejido graso o adipocitos de los “obesos sanos” funcionan igual que en una persona delgada. Sin embargo, presentan una diferencia: poseen un mayor aporte energético, generado en gran parte por la elevada ingesta de alimentos.

Algunos-hallazgos-de-la-explicación-de-obesidad-metabólicamente-sana

 

Los investigadores han encontrando gran cantidad de pacientes, que aún con veinte años de padecer obesidad, no presentan diabetes. Esto ha despertado mucho la curiosidad científica. Una de las explicaciones, que argumentan los expertos es: “En la grasa hay células madre multipotentes que son capaces de generar nuevos adipocitos”.

Según ellos, las personas obesas que cuentan con dichas células sanas, que a su vez les permite producir mayor cantidad de células, son las que logran adaptarse mejor al exceso de energía.

Cabe destacar que, en las personas obesas metabólicamente enfermas, dicho mecanismo no se produce. Esto se debe a la incapacidad de sus adipocitos de generar nuevas células, acarreando que sus células adultas, tienden a inflamarse.

Esto incide en una acumulación cada vez mayor de energía, originando procesos que comprometen la salud. Los expertos coinciden, que los trastornos metabólicos en personas con peso normal, posiblemente posea el mismo mecanismo.

En este momento, los investigadores en diversas partes del mundo se encuentran indagando con exactitud dicho mecanismo biológico. Encontrarlo, permitiría un tratamiento más acertado para el tratamiento de los trastornos metabólicos, bien dirigido a personas obesas y a los de peso promedio.

Hasta ahora se tiene la hipótesis de que las personas obesas metabólicamente sanas, consumen en su dieta algunos alimentos saludables. A su vez, las personas metabólicamente enfermas, abusan de las grasas saturadas.

¿Posee riesgos la obesidad metabólicamente sana?

Hasta ahora se han realizado una serie de estudios sobre el riesgo cardiometabólico asociado a la obesidad metabólicamente sana. Dichos estudios, han indagado dicha relación, examinando este proceso al inicio y también mediante seguimiento longitudinal, obteniendo resultados inconsistentes.

¿Posee-riesgos-la-obesidad-metabólicamente-sana?

Hace poco, se publicó un estudio en la revista Diabetología de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes. El mismo, realizó un análisis de la asociación entre la obesidad metabólicamente sana y su relación con diversos factores. Entre ellos diabetes tipo 2, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, enfermedades respiratorias y la mortalidad por todas las causas.

En dicho estudio, los participantes fueron clasificados como metabólicamente sanos sin obesidad, obesos metabólicamente sanos y obesos no metabólicamente sanos. Además de ello se consideró que, quienes reunían las condiciones de obesos metabólicamente sanos eran personas con índice de masa corporal superior a 30.

Asimismo, cumplían con cuatro de seis criterios de metabolismo saludable. Dichos criterios fueron: hemoglobina glicosilada, triglicéridos, colesterol HDL y LDL, proteína C reactiva (un marcador de inflamación) y tensión arterial.

En el estudio se analizaron 381.363 personas durante un período de seguimiento promedio de 11,2 años. El mismo, fue una investigación de carácter prospectivo a gran escala, realizado entre 2007 y 2010. Sus participantes eran habitantes de Gales, Escocia e Inglaterra.

Uno de los hallazgos encontrados, fue que las personas obesas metabólicamente sanas, eran generalmente más jóvenes, veían menos televisión y consumían altas cantidades de carnes rojas y procesadas.

Esto permitió establecer, que las personas metabólicamente sanas tenían un riesgo sustancialmente mayor de accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, diabetes, ataque cardíaco, enfermedades respiratorias y mortalidad por todas las causas. Ello en comparación con las personas no obesas, con un perfil metabólico saludable.

Los investigadores concluyen acerca de la obesidad metabólicamente sana

De acuerdo a este interesante estudio, los participantes con obesidad metabólicamente sana, mostraron 4,3 veces mayor probabilidad de padecer diabetes. Además de ello, mostraron un 18% más de probabilidades de padecer de un ataque cardíaco o derrame cerebral. También, 76% más probabilidades de riesgo de padecer insuficiencia cardíaca, 28% enfermedades respiratorias y 19% de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los-investigadores-concluyen-acerca-de-la-obesidad-metabólicamente-sana

Los investigadores encontraron, que un tercio del total de participantes obesos metabólicamente sanos, perdía dicha condición transcurridos de tres a cinco años. Por ello, sugieren que el control de peso es un factor que debe ser tomado muy en cuenta. Esto podría beneficiar a todas las personas que sufren de obesidad, independiente de su perfil metabólico.

De hecho, para estos investigadores, el término metabólicamente sano, no debería emplearse en la medicina clínica. Esto se debe a que este término es engañoso y deben considerarse diversas estrategias para definir los riesgos.

La obesidad metabólicamente sana es como una cuerda floja

Un estudio anterior logró corroborar que la obesidad metabólicamente sana es transitoria. Esto explica, porque se produce un proceso de heterogeneidad en las enfermedades cardiovasculares incidentes, incluyendo la mortalidad por todas las causas. En este estudio participaron 6.809 y se hizo un seguimiento a lo largo de una mediana de 12,2 años.

Mediante el mismo, se había planteado también, que la obesidad metabólicamente sana no es un indicador fiable acerca del riesgo futuro de padecer enfermedad cardiovascular. Por ello, es importante la pérdida de peso y el control de estilo de vida.

Esto podría ser, una herramienta de prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares en personas obesas. Uno de los principales motivos de esta afirmación, es la relación estrecha entre el síndrome metabólico y las enfermedades cardiovasculares. Entre ellas destacan:

  • Arteriosclerosis
  • Insuficiencia cardíaca
  • Valvulopatías (enfermedades de las válvulas del corazón)
  • Angina de pecho
  • Infarto agudo de miocardio
  • Fibrilación auricular (tipo de arritmia más frecuente)
  • Amiloidosis cardíaca (deposito de sustancia anormal en el corazón)

Este estudio, también permitió alertar acerca de la importancia de la prevención y el tratamiento de la obesidad, incluyendo la metabólicamente sana. 

Concluyendo

No cabe duda, que la obesidad no debe ser un estado que  se deba mantener en el cuerpo humano.  Ya ha sido muy bien determinado que la obesidad suele provocar problemas metabólicos. Generalmente ellos propician estados caracterizados por niveles elevados de glucemia, incremento de la presión arterial y resistencia a la insulina.

Por ello, se debe estar alerta sobre la obesidad metabólicamente sana, pues puede conducir a la presencia de expectativas erróneas con respecto a la salud. La obesidad metabólicamente sana, considerando investigaciones recientes, es un concepto de debería ser desterrado de la medicina clínica.

Principalmente porque es un estado transitorio y puede conducir a conductas erróneas en quienes la padecen. Es por ello, que dentro de las conclusiones realizadas por los científicos destacan que el combate de la obesidad es una forma eficiente de disminuir la incidencia del síndrome metabólico.

Aubrey me comentó que la información que le envié, la cual es la que comparto en el post, fue determinante. Es decir, le permitió comprender el enorme riesgo que estaba sufriendo su madre. De hecho, le permitió que su madre cayera en cuenta que ser obesa metabólicamente sana, no traía ningún beneficio.

Ella me comenta que su madre, lejos de sentirse perseguida por los consejos, agradeció sobremanera la preocupación de ella y su padre. Y esto, no eran palabras vacías, porque Aubrey me comenta que su madre dio un vuelco a su alimentación. De hecho, su madre también comenzó a incorporar algunos ejercicios sencillos practicados a diario.

Para Aubrey y su padre, esto es una gran noticia, pues su madre ha comenzado a estabilizar su peso. Esto le ha permitido acercarse más a su familia y comprender cada día más el valor de una salud adecuada.

“Las personas con obesidad metabólicamente sana no son ‘sanas’, ya que corren un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio e ictus, insuficiencia cardíaca y enfermedades respiratorias en comparación con las personas sin obesidad que tienen un perfil metabólico normal.”

Dr. Frederick Ho

Instituto de Salud y Bienestar, Universidad de Glasgow, Reino Unido

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.





Fuente