Qué es un portal astral

Un portal astral es más bien un concepto relacionado con la imaginación humana que usan comúnmente los amantes de las teorías de la conspiración, como vamos a ver a continuación.

Entendemos este tipo de portales como accesos a lo que se llama el plano astral. También conocido como portal dimensional, es una entrada a otra dimensión en la que se comprimen varias realidades.

Además, este concepto se relaciona con el viaje astral, que consistiría en alcanzar un punto en el que el alma, espíritu o yo astral es capaz de abandonar el cuerpo físico y realizar un viaje lejos de él.

Es decir, que estamos hablando de complejos conceptos más bien imaginarios que se relacionan con estados de conciencia que hacen creer al ser humano que puede atravesar diversas dimensiones o planos simplemente usando portales que nos llevarían a otras realidades o niveles de existencia.

Algunos autores han definido el plano astral como el conducto que nos lleva a transformar pensamientos en imágenes, convirtiendo un mundo abstracto en símbolos gracias a la fuerza de las emociones que se esconde tras ellos.

¿Existe algún portal astral?

Lo cierto es que, aunque se ha escrito e imaginado mucho sobre el tema, no sabemos realmente de la existencia de planos astrales o dimensionales salvo lo que hay en la literatura, en el cine y las creaciones de religiones y creencias relacionadas con el cosmos y con un supuesto ascenso futuro en la evolución humana.

Eso sí, los amantes de la teoría de la conspiración aseguran que a través de un experimento llamado Awake se creó una especie de portal dimensional sobre Ginebra por medio del Gran Colisionador de Hadrones del CERN. Esta noticia fue recogida incluso por el periódico The Sun.

Lo cierto es que este experimento coincidió con una tormenta, por lo que muchos consideran que pudo ser producida por la apertura de un portal dimensional o astral.

Es cierto que hoy en día existen muchos teóricos que defienden la posibilidad que existamos en un multiverso con múltiples universos paralelos al nuestro con sus propias leyes físicas, igual que tiene el nuestro, pero nada se ha demostrado hasta ahora.

No obstante, los amantes de lo paranormal y la ciencia ficción creyeron ver sobre Ginebra un vórtice de nubes intenso que fue capaz de hacer cambiar el color del cielo tornándolo carmesí, lo que consideran que fue la apertura de un portal astral o dimensional. Pero, hasta ahora, nadie ha podido comprobar y demostrar a ciencia cierta ninguna de estas teorías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.