Pocas escenas de sexo y desnudos en el cine dominicano

 

Los productores de cine dominicano no siempre tienen las mejores estrategias para publicitar sus películas. Y cuando el boca a boca del público se encarga de manera espontánea de dar promoción a alguna cinta, es algo que aporta a la magia del cine.

Esto es lo que ha pasado con “Hotel Coppelia”, de José María Cabral, y cuyas imágenes de las escenas de sexo y desnudos que hace en ella Nashla Bogaert, se han convertido en tendencia en los últimos días.

Un caso único en la filmografía local, y que sucede gracias a las facilidades que ofrece la comunicación de las redes sociales.

Esto porque la cinta se encuentra en la oferta de HBO Max, y algunos de los que la vieron en sus casas tomaron fotos y realizaron cortes de videos en sus celulares para compartirlas, despertando más el morbo por ver a Bogaert desnuda, que por la parte artística que pudiera tener la obra de Cabral.

A pesar de que la filmografía local tiene pocas escenas de sexo y desnudos, este elemento no ha sido usado para la promoción en las que sí las tienen.

Esto probablemente porque el quehacer cinematográfico hecho en República Dominicana es más dado a dar publicidad a los “mensajes” morales y aleccionadores, que a tener la intención de provocar al espectador.

 De hecho, aún pudiendo haber echado manos de la promoción de que tal o cual película contiene escenas sexuales o desnudos de figuras femeninas conocidas, no ha sido el caso.

Un detalle que probablemente hubiera aumentado el número de espectadores en las salas de cine, aunque fuera sólo movido por el morbo, un recurso que se usó bastante en el estreno de cintas internacionales durante los años ochenta.

Fue el caso, por ejemplo, de “Pimp Bullies”, que Alfonso Rodríguez realizó en 2011, en la que se destacan los desnudos de figuras como la venezolana Chiquinquirá Delgado o las dominicanas Lisbeth Santos y Laura García-Godoy.

A esta cinta se debe añadir “En tu piel”, de 2018, primera película puramente erótica del cine local, y que dirigió el chileno Matías Bize. Producida por Larimar Films, en esta la reina de belleza Eva Arias dejó poco, por no decir nada, a la imaginación en lo que respecta a su escultural cuerpo, en las escenas de sexo que comparte con Josué Guerrero.

Fuente  Externa .

Fuente