Qué son las cerraduras antibumping, las mejores contra los okupas


Las ocupaciones ilegales de viviendas en España están aumentado a un ritmo exponencial. Por esta razón, cuando los propietarios se deciden a reforzar los sistemas de seguridad de su vivienda, lo hacen tanto para evitar robos como okupaciones. Pues bien, las cerraduras antibumping son las mejores que existen en el mercado.

¿Qué es el bumping?

El bumping es la técnica que más habitualmente utilizan los okupas para entrar en las casas. Es una forma sencilla y rápida de acceder, sin necesidad siquiera de forzar la cerradura.

Consiste en utilizar una llave modificada que se introduce en la cerradura. Así, a través de una serie de golpes en puntos estratégicos se logra que se muevan los pistones del cilindro, haciendo que la llave gire y la puerta se abra.

¿Cómo es la cerradura antibumping?

Teniendo esto en cuenta, parece que la instalación de una cerradura antibumping es la mejor opción para evitar la okupación. Son cerraduras que tienen unas características muy concretas para que no se puedan forzar de ninguna manera.

El cuerpo del cilindro se fabrica en aleaciones de gran resistencia, generalmente en acero cromo-niquel. Además, este tipo de cerraduras cuentan con un sistema que impide su extracción. También incorporan una serie de pasadores de acero para que los okupas no puedan utilizar un taladro.

Por supuesto, la cerradura antibumping tiene un sistema antiganzúa. A todo ello hay que sumar que las llaves tienen un elemento activo en su interior para que no se puedan copiar.

Su instalación es muy sencilla. Basta con ponerse en contacto con una empresa especializada en cerraduras de seguridad. Para ponerla, simplemente hay que sacar el antiguo bombín y sustituirlo por el nuevo.



Fuente