Pueblos más bonitos de Menorca para visitar en la isla


Menorca se ha convertido este verano en el destino vacacional más demandado. Y lo cierto es que razones para visitar la isla balear no faltan: pueblos llenos de magia y encanto, playas paradisíacas de aguas cristalinas, atardeceres de ensueño… La isla sólo tiene 53 kilómetros de lado a lado, así que lo ideal es alquilar un coche y visitar algunos de los pueblos más bonitos de Menorca.

Mahón

Mahón es la capital de Menorca y el núcleo de población más importante: tiene 28.000 habitantes. Su principal atractivo es el puerto natural de más de cinco kilómetros de longitud, considerado como uno de los mejores de todo el mundo. El casco antiguo tiene un encanto muy especial y alberga monumentos de gran interés como el Ayuntamiento o la Iglesia de Santa María.

Binibeca

Seguro que lo que más te apetece para pasar tus días de descanso es estar tranquilo y no escuchar nada más que el silencio. Pues bien, Binibeca es un lugar estupendo para pasear y disfrutar del relax. Un pueblo costero de estilo mediterráneo, con callejuelas de piedra y casas blancas con encanto. ¡No hay nada más placentero que recorrer Binibeca con el sonido del mar de fondo!

Fornells

Si visitas la isla de Menorca, no puedes perderte el pueblo de Fornells. A pesar de ser un destino turístico cada vez más popular, no ha perdido ni un ápice de su tradición pesquera. Además de pasear por sus calles, te recomendamos visitar la Torre de Fornells. Fue construida por los ingleses en el siglo XIX, y desde ella hay unas vistas estupendas de la costa.

Ciutadella

Otro de los pueblos más bonitos de Menorca es Ciutadella, una localidad de aire señorial y cuyo casco histórico te enamorará desde el primer momento. Es perfecto para hacer una excursión de día ya que tiene multitud de lugares que merece la pena visitar, como la Catedral de Menorca, el Puerto de Ciutadella o el Castillo de San Nicolás.

Es Castell

Y, por último, te recomendamos Es Castell, situado muy cerca de Mahón. Su principal emblema es el Castillo de San Felipe, una fortaleza situada en la entrada del puerto y que, durante la época de invasiones, fue un punto estratégico muy importante. El casco histórico está formado por edificios históricos.



Fuente