Nunca más tomes la cerveza así: es como más engorda | LasVerdades.NET

Nunca más tomes la cerveza así: es como más engorda


Si te gusta la cerveza ya sabrás que es mejor tomarla con moderación y no sólo por ser una bebida alcohólica (aunque en el mercado encontramos ya desde hace años la opción sin alcohol o la 0´0) sino también porque tiene bastantes calorías (que provienen sobre todo del alcohol y de los carbohidratos). Sin embargo, puede que también debas tener en cuenta la manera en la que te bebes tu cerveza ya que puede marcar la diferencia entre que tengas más calorías de la cuenta o menos. Descubre entonces a continuación porqué nunca más debes tomar la cerveza del modo en el que lo haces ya que es como más engorda.

Así es como la cerveza engorda más

Puede que muchas veces llegues a casa con ganas de tomarte una cerveza, abras la nevera y te la bebas directamente de la botella o de la lata pero esto es lo que puedes hacer ya que beber cerveza de esta manera hace que engorde más. Lo mejor es hacerlo de un vaso ya que al pasar la cerveza de la botella al vaso pierde calorías ¿por qué motivo?.

Cuando echamos la cerveza en un vaso, esta comienza a perder dióxido de carbono, es decir, gas y con ello que se evite esa sensación de pesadez en la barriga tras beber la cerveza ya que el gas no se queda en el estómago haciendo también que engorde menos. Pero no sólo eso, ya que como se escapa CO2, los aromas que contiene la cerveza se volatilizan dejando que podamos  apreciar mejor sus cualidades organolépticas. Cuando bebemos de la botella o por la lata, el orificio es menor de modo que esas propiedades apenas se notan.

Gracias a esto podremos saber si nuestra cerveza está en buen estado o no. Al olerla notaremos todos sus aromas y si por ejemplo nos huele a cartón, podremos saber que ya se ha pasado de fecha de caducidad.

Qué vaso elegir para beber cerveza

Ahora ya sabes que la cerveza es mejor beberla siempre en vaso, pero si lo pensamos existen varios tipos de vasos entonces ¿cuál elegir?

  • Jarra: Ideal para las cervezas más ligeras pero también las que tienen más gas ya que al tener una boca grande puede hacer que se libere una mayor cantidad. La temperatura se mantiene también mejor en este vaso.
  • Flauta: Un vaso del tipo flauta es mejor para cervezas claras ya que permite que apreciemos mejor sus tonalidades. Además, las burbujas en este vaso suben todo el rato y el gas se desprende rápidamente por lo que podemos percibir mejor los aromas.
  • Pilsner: El vaso Pilsner es el vaso ideal para cervezas rubias ya que permite identificar mejor su tono dorado. Con una boca ancha, este tipo de vaso aguanta más tiempo la espuma. Un vaso que es además muy popular cuando se sirven cervezas de trigo como las alemanas del tipo Weizen.
  • Pinta: El vaso que se sirve en los pubs ingleses. Un vaso perfecto además para la cerveza negra ya que concentra más los olores y acumula mejor la espuma. Es un vaso resistente de modo que es el favorito de los taberneros.
  • Copa: El vaso perfecto para beber cervezas que tengan un aroma y un sabor más intenso. Así como aquellas que tienen más porcentaje de alcohol. Al tener una boca mediana se puede sujetar con la palma de la mano lo que ayuda a calentarla un poco y con ello que se evapore el gas y parte del alcohol de modo que podamos notar mucho mejor los aromas.



Fuente