Los mejores consejos para comprar un coche


Quien se esté preparando para comprar un coche nuevo debe dejar de lado el lado emocional y concentrarse en el racional. Es la regla básica no cometer errores durante la compra, errores que pueden resultar muy onerosos dado que estamos hablando de bienes por valor de varias decenas de miles de euros. La segunda compra más cara después de la de la casa. Ya sea para sustituir el coche o para tener por fin tu primer coche, una cosa importante a tener en cuenta, es seguir un proceso de compra real, capaz de evitar elecciones precipitadas o no capaces de satisfacer las necesidades reales del automovilista. Para facilitar a quienes se estén planteando la compra de un coche nuevo, hemos pensado en una pequeña guía con los mejores consejos para comprar un coche.

Mejores consejos para comprar un coche

Estos diez que a continuación enumeramos, son consejos que te van a servir a la hora de comprarte tu coche.

Evalúa tus necesidades

Incluso antes de leer las revistas especializadas o visitar los sitios web y los concesionarios de los fabricantes de automóviles, es necesario centrarse en tus necesidades, en el uso previsto del automóvil y en el presupuesto que se destinará a la compra. No es una mala idea escribir una verdadera lista que contenga las características que deseas encontrar en el nuevo automóvil, para que puedas verificarlas durante la fase de evaluación.

Evalúa las dimensiones y características

¿Necesitas una capacidad de carga MPV o simplemente un sedán mediano es suficiente para tus necesidades? ¿Te llama más comprar un SUV (vehículo utilitario deportivo) porque te enfrentas a malas carreteras o para seguir la moda? Para tomar la decisión correcta, debes pensar detenidamente sin dejarse influenciar por los anuncios y el deseo de aparentar.

Ten en cuenta los kilómetros que vas a recorrer

Se habla mucho de motores: gasolina, diésel, híbridos, eléctricos, gas. No hay uno que satisfaga a todos los automovilistas. Evalúa los kilómetros que puede que vayas a recorrer durante el año, si van a ser muchos en extraurbano es mejor centrarse en el diésel, si no va a ser así opta por uno de gasolina. El GLP y el metano son alternativas válidas pero es necesario evaluar la difusión de distribuidoras en la zona. Si piensas usar mucho tu coche en la ciudad y alrededores vale la pena considerar un auto híbrido, si puedes gastar un poco más está el eléctrico.

Identifica dos o tres modelos 

Una vez hayas realizado las valoraciones oportunas sobre las necesidades a cubrir, las prestaciones útiles y el tipo de uso, puedes pasar a la fase de evaluación del coche que te interesa. Mejor aún si identificas al menos dos o tres de tu agrado, una especie de lista corta sobre la cual hacer la elección final no antes de evaluaciones posteriores.

Busca fuentes de información independiente

No todos los automovilistas están completamente familiarizados con el automóvil que están a punto de comprar y el concesionario ciertamente no señalara las deficiencias o carencias que tiene el coche que tal vez es de tu interés. Por lo tanto, es muy importante estar al tanto y llegar preparado por el concesionario sabiendo todos los pros y los contras del automóvil que te gustaría comprar. Hay muchas revistas especializadas(en papel y online) que realizan pruebas de manejo y cuentan en detalle los modelos que hay en el mercado, así como hay muchos foros y blogs de entusiastas donde puedes leer las experiencias de automovilistas que poseen el modelo que te interesa.

No subestimes el valor futuro

Otros puntos a considerar son el valor futuro y la posibilidad de reventa del automóvil. Es importante evaluar la frecuencia de reemplazo del automóvil: un modelo de bajo costo o al final de su carrera tendrá una futura reventa difícil y un valor que disminuirá más rápidamente que un modelo recién lanzado al mercado.

Atención a los costos de gestión

Una trampa en la que caen muchos automovilistas es la de los costes de mantenimiento muy elevados, propios de modelos de alta gama o coches poco habituales, para los que es difícil encontrar recambios. La gestión también implica los costes del seguro y del impuesto del coche, que hay que evaluar con la calculadora antes de tomar la decisión final.

Evita accesorios superfluos

Si ha evaluado todos los puntos anteriores, estás listo para solicitar una cotización a uno o más distribuidores, pero probablemente ya lo hayas hecho. Si lo deseas, antes de acudir físicamente al concesionario, puedes utilizar el configurador presente en las webs de los fabricantes de automóviles y disponer tanto de la ficha descriptiva como de la lista de opciones con precios. Evalúa las necesarias y excluye las inútiles, que solo aumentarían el precio final.

Ahorra con una pronta entrega

Cuando el vendedor elabora el presupuesto, es posible que pueda ofrecerte coches listos para la entrega, con plazos de entrega muy cortos y mayor disposición a negociar sobre el precio. Estos son autos que ya están en stock en el concesionario, en los que es posible ahorrar siempre que aceptes los acabados y colores disponibles. Las configuraciones de estos coches recién matriculados son muchas e incluso en este caso el precio puede variar de un concesionario a otro.

Ten una calculadora a mano

A menudo, quienes compran un automóvil nuevo optan por un pago financiero. Este es un método que evita comprometer de inmediato todo el costo del automóvil al diluir el pago en el tiempo, obviamente pagando intereses. Sin embargo, es necesario evaluar cuidadosamente el costo final, que además del capital a devolver incluye la tasa de interés, los costos de apertura del expediente y, a menudo, el seguro de crédito. A veces puede valer la pena elegir un modelo más asequible y ahorrar mucho dinero.



Fuente