Los impostores más famosos de la historia


A lo largo de la historia ha habido cientos de impostores. Personas que se han hecho pasar por quienes no eran para, en la gran mayoría de los casos, hacerse ricos. A continuación hemos seleccionado los impostores más famosos de la historia.

Cassie Chadwick

Una mujer canadiense que adoptó este nombre para defraudar a varios bancos de EE.UU en el siglo XIX, reclamando ser una hija ilegítima y heredera de Andrew Carnegie. Consiguió estafar a magnates, banqueros, e incluso a su propia hermana.

Enric Marco

Enric Marco dijo ser un superviviente del Holocausto, pero en 2005 el historiador Benito Bermejo alertó del engaño, y se vio obligado a  confesar. Enric Marco aprovechó la coincidencia de unas iniciales para decir que era un superviviente del campo de concentración de Flossenburg, e incluso fue Presidente de la Amicale de Mauthausen de España.

Ferdinand Demara

También conocido como ‘El Gran Impostor’, fue un hombre que se hizo pasar por muchas personas a lo largo de su vida: cirujano, monje, funcionario de prisiones… Se dice que tenía un coeficiente intelectual sobresaliente y se dedicaba a suplantar la identidad de otras personas.

Uno de los episodios más conocidos de su vida tuvo lugar en el año 1953, durante la Guerra de Corea. Se había alistado bajo el nombre de Joseph Cyr, un cirujano que había conocido en Harvard, en la Marina de Canadá. Cuando le trasladaron para prestar servicio, tuvo que atender a 16 soldados con heridas muy graves. Gracias a su increíble memoria, fue capaz de memorizar las instrucciones de un manual quirúrgico. Consiguió salvarle la vida a todos.

Paco Sanz

Esta es uno de los impostores más famosos de la historia reciente. Paco Sanz decía ser un enfermo que sufría el síndrome de Cowden y tenía más de 2.000 tumores repartidos por todo su cuerpo. Grababa vídeos en los que pedía dinero para pagarse su tratamiento y sus medicinas.

Fue un particular el que empezó a investigar el entramado creado por Paco Sanz y, tras denunciarle, los agentes descubrieron que había recaudado 250.000 euros, que se gastó en viajes y cruceros, entre otros lujos.

Frank Abagnale

Y, por último, Frank Abagnale, un empresario estadounidense. Durante los años 60 se dedicó a falsificar cheques. En apenas cinco años trabajo con ocho identidades diferentes y pasó cheques falsos valorados en 2,5 millones de dólares en 26 países de todo el mundo. La película ‘Atrápame si puedes’ está inspirada en su vida.



Fuente