Italia vende casas en la costa por un euro


Italia parece haber visto un modelo de negocio interesante en la venta de casas costeras pero además a un precio que aunque sorprendente parece haber inspirado a seguir sus pasos a otros países incluyendo también a España. Veamos porqué Italia vende casas en la costa a un euro y qué podemos hacer para comprar una de esas casas.

Italia vende casas en la costa por un euro

La venta de viviendas a precios nominales se ha convertido en la última tendencia creciente en algunas partes de Italia. Tras el confinamiento en este país debido a la pandemia, fueron muchas las casas que se pusieron a la venta en Sicilia pero al precio irrisorio de un euro. Y no estamos hablando de algo puntual. Se trataría de cientos de casas a las que siguieron otras tantas que se pusieron a la venta el pasado mes de diciembre en Castropignano, ciudad en la provincia de Campobasso, región de Molise ubicada en las montañas.

El objetivo es renovar estos municipios y sus propiedades y con ello que otras muchas regiones de  la costa en áreas como Cerdeña, Calabria o el Lazio se hayan sumado también a «vender» casas por un euro este verano.

Requisitos para comprar una casa costera a un euro

Según explica el portal Inmobiliario Idealista la iniciativa para apuntarse a la venta de casas costeras está abierta para muchos pueblos costeros que ya se están apuntando. Lo que se hace es elaborar un listado de casas que están abandonadas y se propone a su propietario que inviertan en la rehabilitación de las mismas. En caso de que no desee rehabilitar la casa, se ofrece otra opción: la de poner el inmueble a la venta por el simbólico precio de un euro.

De este modo, son muchas las viviendas que ya se han apuntado aunque los interesados que quieran comprar una de estas viviendas deben cumplir el requisito de comprometerse a a rehabilitarla por completo y además, a mantenerla en perfecto estado como mínimo durante tres años.

España copia el mismo modelo

El proyecto parece haber sido todo un éxito y de hecho se ha «exportado» a otros países. Sin ir más lejos a España y en concreto a Grigos un municipio de apenas 143 habitantes situado en la Sierra de Albaragon (Teruel), que ofrece trabajo y alojamiento gratuitos con el fin de repoblar el pueblo, algo que de hecho se lleva tiempo haciendo en otros muchos pueblos de la llamada «españa vaciada».

Otros países como Francia o Croacia también siguen los mismos pasos. De este modo, en el condado de Legrado, a hora y media de Zagreb, decidió hace poco vender casas por una kuna (que equivale a unos 13 céntimos de euro).



Fuente