Esta es la partícula más pequeña del universo


El universo se compone de cientos de millones de partículas. Gracias a la ciencia y a las investigaciones que se han desarrollado a lo largo de la historia, conocemos cuáles son las partículas más pequeñas que existen que se conocen como átomos. Dentro de estos átomos, existe la partícula más pequeña que conocemos que llevan por nombre quarks.

¿Qué son los quarks?

Resulta complicado definir cuál es el tamaño real de un quark. Son las  partículas más pequeñas del universo, básicas e indivisibles. Según la ciencia, estos quarks, son parte del espacio que ocupan, de manera que su forma depende en gran medida de la perspectiva.

Aunque saber exactamente cuál es la partícula más pequeña que existe en el mundo es complicado, ya que un quark en un baño de gluones parece ser más grande que los gluones que se agrupan alrededor.

Los científicos señalan tres factores básicos para considerar a la hora de estudiar estas minúsculas partículas: elusión, interacción y masa. Según estos factores, los científicos determinan que la que tenga menor masa, se más elusiva e interaccione menos, podría ser considerada la partícula más pequeña del universo, aunque sea realmente difícil medirla.

Descubrimiento de los quarks

Toda esta investigación científica se debe a múltiples estudios elaborados a lo largo de la historia por científicos especializados. Fue en 1964 cuando dos físicos, Murray Gell Mann y George Zweig, describieron, cada uno por su lado, la existencia de partículas subatómicas conocidas por quark.

Sostenían en sus teorías que las propiedades clave de las partículas, bariones y mesones, se explicarían mejor si estas, a su vez, estaban compuestas de otras partículas.

El nombre de quark vino por la Gell Mann que buscó sencillamente una palabra sin sentido que rimara con ‘pork’ pero sin ortografía. Encontró la palabra quark en un libro de James Joyce y así definió a la partículas más pequeña que existe:

«En 1963, cuando asigné el nombre de quark a los constituyentes fundamentales de los nucleones, yo tenía el primer sonido, sin ortografía, que podría haber sido kwork. Luego, en uno de sus ocasionales lecturas de Finnegans Wake, por James Joyce, me crucé con la palabra quark en la frase Three quarks for Muster Mark.»

Por último, hay que saber que los quarks no se encuentran libres en las propia naturaleza sino que se agrupan formando hadrones que se dividen en dos tipos: Mesones (lo forman un quark y un antiquark) y Bariones (formados por tres o cinco quarks).

 



Fuente