El truco de la miel para acabar con las hormigas de forma rápida


Se acerca el verano y los días son cada vez más largos y cálidos, perfectos para empezar a estar al aire libre . Sin embargo, la primavera y el verano también pueden traer algunos invitados no deseados a nuestros hogares, del tipo que nos gustaría mantener fuera de las puertas de nuestros hogares. Hablamos de las hormigas que, con sus largas y ordenadas filas, se arrastran por los rincones y si por casualidad encuentran una miga en el suelo se mueven hasta allí para abastecerse. Lo malo es cuando entran en casa o no dudan en hacer nido en nuestro jardín. ¿Cómo podemos evitarlas? Existe un truco para acabar con las hormigas de forma rápida y que consiste en usar algo tan sencillo como la miel.

El truco de la miel para las hormigas

Cuando se trata de echar a las hormigas de casa, o de evitar que entren, son muchos los productos comerciales a la venta, pero también podemos referirnos a algunas soluciones naturales , que son más seguras sobre todo si tenemos niños pequeños o animales en casa. Pero al margen de elegir un remedio casero como el que os queremos explicar,  el primer secreto es realizar una limpieza profunda de las habitaciones ya que a las hormigas les gustan especialmente los espacios húmedos y, como decíamos, los suelos con alguna miga de más.

Así, si atrapamos insectos en zonas de la casa, ya sea una habitación o una zona del jardín, de las que deban alejarse, podemos probar un remedio que consiste en usar un poco de miel. Este es de hecho, un cebo muy potente (y muy goloso) para las hormigas que se sienten atraídas por ella en muy poco tiempo y luego quedan enredadas.

Para aplicar el truco de la miel contra las hormigas, lo único que tienes que hacer es mezclar unas cucharaditas de crema de cacahuete o mantequilla de maní y miel y la trampa está lista. Alternativamente, el pan rallado blanco mezclado con un poco de miel atraerá también a las hormigas sin dejarles una salida ya que en cuanto se acerquen se quedarán atrapadas y ya podrás barrerlas para echarlas.

Otras soluciones para decir adiós a las hormigas

Aunque el remedio de la miel es de los más eficaces para acabar con las hormigas que entran en casa, existen otras soluciones factibles con el mismo propósito y que consiste en el uso de aceites esenciales que son repelentes naturales, especialmente el de menta y lavanda. Perfectos para protegerse de los parásitos no deseados. Para un efecto más inmediato, especialmente para áreas exteriores (es decir, terrazas, balcones y pasillos fuera del hogar), se puede agregar bórax.

El borato de sodio es, de hecho, un mineral natural que envenena a las hormigas una vez que se ingiere. En dos días, toda la colonia que infesta el jardín será exterminada pero cuidado con las mascotas y los niños: mejor mantenlos alejados del bórax porque puede causarles una desagradable irritación.



Fuente