El lugar donde no se puede llevar el móvil, según la Guardia Civil


Actualmente el smartphone es bien más preciado y codiciado por todos. Tanto por sus dueños como para todos aquellos que quieran hacerse con él. Por esto debe estar a buen recaudo, y por esto te contamos cuál es el lugar donde no se puede llevar el móvil, según avisa la Guardia Civil.

Seguro que lo has puesto ahí más de una vez y el organismo da a conocer, en sus redes, que es todo un peligro.

Dónde no se puede llevar el móvil

El lugar donde es mejor no dejarlo es el bolsillo trasero del pantalón. Según la Guardia Civil, “ahí te lo quitan y no te enteras, pues a los chorizos les encanta esta tendencia tan super cool”. De manera que si has hecho este gesto algunas veces, quítatelo de la cabeza y no lo dejes ahí pues a lo mejor no lo ves más.

Pues además de que se puede sustraer con toda facilidad, a veces no nos acordamos de que está ahí y si nos sentamos, entonces puede estropearse totalmente, es decir, acabar chafado aunque sea de lo más resistente.

El lugar donde no se puede llevar el móvil, según la Guardia Civil

¿Qué podemos hacer?

Para no tener esta tentación, existen diversas fundas para llevar el teléfono colgando contigo, tanto desde tu mano,  (así nadie te lo quita) o bien sobre el cuello, donde también hay menos posibilidades de ello. Asegúrate que no cuelgue mucho para no dar ideas a los ladrones.

Aunque lo mejor es que el smartphone quede lo menos posible a la vista cuando vamos por la calle, así lo ideal es dejarlo en el bolso y en la mochila que llevemos. Pero no pongamos en la parte trasera tales accesorios porque entonces es fácil que los ladrones se queden no solamente el móvil si no también todo lo que haya en ese bolso o mochila.

Seguros para móviles

Como no es la primera vez que sucede esto, tanto que nos lo quiten como que se rompa, o bien en casa suelen darse importantes accidentes domésticos (a más de uno se le cae por el wáter o bien en la bañera), algunos expertos recomiendan asegurarlo.

Es algo que nos proponen muchas veces cuando compramos un teléfono pero que luego no hacemos porque pensamos que no va a pasar nada, hasta que sucede. Suele ser un gasto menor para todo lo que podemos sufrir con nuestro “bien más preciado”. Así que no vale la pena porque muchas veces debemos entonces comprar uno nuevo.

 



Fuente