Consejos para mantener la fruta fresca fuera de casa


Si estás pensando en irte de picnic o en ir a la playa, puede ser buena idea llevar un poco de fruta fresca para que no nos falten las energías, podamos refrescarnos y de paso tomar un alimento sano y lleno de beneficios, pero ¿cómo podemos mantener la fruta fresca fuera de casa?.

Por mucho que nos guste la fruta y que sepamos que es uno de los mejores tentempiés cuando el hambre aprieta, también sabemos que suele durar muy poco cuando la sacamos de la nevera y la metemos en una mochila, o un tupper durante horas. ¿cómo lograr entonces que se mantenga la fruta fresca y más cuando estamos en verano?.

Cómo mantener la fruta fresca fuera de casa

mantener fruta fresca

Tenemos varios «trucos» o remedios para que la fruta se mantenga con todas sus propiedades aunque lleve rato fuera de la nevera. Puede que no estará igual de fresca (no es lo mismo comerse un melocotón recién sacado de la nevera que uno a temperatura ambiente), pero sí que podremos degustar su sabor, beneficiarnos de sus propiedades y «matar el gusanillo», en el caso que vayamos a comer la fruta a media mañana antes de comer.

Mejor que lleves la fruta de casa antes de comprarla en un puesto

En verano es habitual ver puestos de fruta fresca, incluso vemos vasos rodeados de hielo, con distintos dados o trozos de fruta y aunque es sin duda apetecible, es mejor que te lleves la fruta de casa, incluso pelada o ya cortada, ya que por un lado no sabemos cómo ha sido lavada la fruta en estos puestos y por otro, tampoco sabemos cuántas horas lleva expuesta.

Lava bien la fruta

A la hora de guardar la fruta en la nevera, siempre es importante lavarla y más si sabemos que nos la vamos a llevar, ya que nadie nos asegura que podamos lavarla una vez lleguemos a la playa o en el lugar elegido para nuestro picnic. Una buena idea será sacar la fruta de la nevera, cortarla o pelarla, lavarla bien, meterla en un tupper, y comerla luego con un tenedor reutilizable. De este modo podemos tomar la fruta sin que cambie su estado demasiado y sin tocarla con las manos, en el caso de no poder lavárnoslas allí donde estemos.

Utiliza una nevera portátil

Ya sea que vayamos de picnic, de excursión o de jornada playera, siempre viene bien el uso de neveras portátiles en el caso de que vayamos a comer fuera de casa, y más cuando queremos llevarnos bebidas o fruta. Con este tipo de artilugios, la fruta se conservará fresca sin problema, aunque es aconsejable envolverla un poco o guardarla en un tupper para que no se moje demasiado al estar en contacto con las placas o cubitos de hielo que suelen tener estas neveras.

No mezcles la fruta

¿Quién se puede resistir a una macedonia de frutas en verano? Lo cierto es que es una de las mejores soluciones para refrescarnos, pero si queremos llevarnos fruta de casa, no será buena idea hacer mezclar varias piezas peladas y cortadas porque es posible que notes como algunas se ponen feas al poco rato y pueden «contagiar» al resto. Incluso cuando guardes la fruta en la nevera de casa, no debes mezclarla nunca ya que algunas como las manzanas, el melón o las cerezas liberan etileno durante su maduración fuera del árbol y eso podría hacer que otras maduren más rápido y se pongan feas.



Fuente