Alquilar piscinas privadas, una tendencia en auge este verano


Este verano, a pesar de las altas temperaturas, muchas personas no podrán disfrutar de un baño en la piscina. La pandemia del coronavirus ha obligado a cerrar cientos de piscinas públicas, privadas y comunitarias en toda España. Si es tu caso, tranquilo, porque hay solución: alquilar piscinas privadas. La demanda en las últimas semanas en la plataforma Swimmy se ha disparado.

Se trata de un servicio de piscinas entre particulares. La plataforma pone en contacto a propietarios de piscinas y usuarios que quieran disfrutar de ellas. Pueden hacerlo durante media hora, medio día, o incluso una jornada completa. Por ahora hay 200 piscinas registradas, y la oferta es muy variada.

Hay piscinas para todos los gustos y presupuestos: con jardín, tumbonas, barbacoa… Algunas incluso aceptan mascotas para que la familia al completo puedo disfrutar de un día de verano a remojo. En Sevilla hay una piscina de lujo, con 12.000 metros cuadrados de jardín que incluso ofrece servicio de restauración.

La gran mayoría de piscinas se encuentran en Andalucía. Al contrario de lo que pueda parecer, el alquilar piscinas privadas no es algo que sólo está al alcance de unos pocos que se lo pueden permitir. Los precios son muy competitivos: entre 5 y 25 euros por medio día.

Por supuesto, aunque sean piscinas de particulares, se cumplen al pie de la letra las recomendaciones de limpieza y desinfección por el coronavirus. El agua recibe el tratamiento habitual, y las viviendas que además ofrecen zonas comunes, ponen a disposición de los usuarios dispensadores de gel hidroalcohólico. Hay algunas casas que incluso utilizan máquinas de ozono para desinfectar los espacios.

Si no tienes una piscina disponible este verano y te apetece darte un baño, te animamos a entrar en Swimmy y comprobar si hay alguna en alquiler cerca de tu casa.



Fuente