5 cosas que nunca debes hacer ante un golpe de calor


Ya está aquí la primera gran ola de calor del verano. Una masa de aire africano dejará temperaturas máximas de hasta 44 grados en Córdoba, y prácticamente todos los puntos de la geografía española están en alerta roja o naranja. Una situación extrema que puede dar lugar a un golpe de calor, ante los que es importante saber cómo actuar. Estas son las cosas que nunca se deben hacer.

Beber agua muy fría

Uno de los principales errores a evitar cuando alguien sufre un golpe de calor es darle de beber agua extremadamente fría. No hay que olvidar que pasar de 40 grados a 20 de golpe puede ser muy peligroso, hasta el punto de que el sistema circulatorio puede sufrir un shock mortal.

Darse una ducha de agua fría

Del mismo modo, en ningún caso hay que tomar duchas de agua muy fría, aunque en un principio parezca la mejor idea para reducir la temperatura corporal. El agua debe ser tibia.

Tirarse a una piscina o a un río

Por supuesto, nunca hay que tirarse a una piscina o a un río de golpe. Lo mejor es introducirse en el agua de manera progresiva, poco a poco, humedeciendo las muñecas y la nuca.

Dejar a la persona al sol

Ante el más mínimo síntoma de golpe de calor es esencial actuar con la mayor rapidez posible. Lo primero es llevar a la persona a un lugar fresco, con buena ventilación, y donde se encuentre protegida del sol.

No llamar al médico

Hay quienes no consideran que un golpe de calor sea algo grave. Sin embargo, en estos casos la necesidad de atención médica es imprescindible. Mientras llegan los servicios sanitarios, hay que mantener a la persona a la sombra y aplicarle compresas mojadas con agua en los muslos, la cabeza, los brazos, el cuello y el pecho.



Fuente