Con discurso Abinader parece haber logrado objetivo de apaciguar ánimos


SANTO DOMINGO.- Tras sufrir una momentánea pérdida de popularidad debido su intención de imponer nuevos impuestos para sustentar el presupuesto del 2020, el nuevo presidente dominicano Luis Abinader luce recuperado luego de su discurso a la nación el jueves en la noche.

Medidas anunciadas en esta alocución, entre ellas la del retiro de los polémicos impuestos y de propiciar un diálogo en el marco del  Consejo Económico y Social (CES), han recibido una cálida acogida de empresarios, comerciantes, políticos y otros sectores influyentes.

Abinader, al menos momentáneamente, tiene de nuevo el control de la situación, la cual a comienzos de semana parecía adversa para él debido al provecho que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ahora convertido en principal fuerza de oposición, logró sacar del traspiés que representó la intención impositiva.

El Jefe del Estado contraatacó con fuerza haciendo serias acusaciones a los líderes del PLD y fundamentalmente al equipo del expresidente Danilo Medina, de los cuales dijo que instauraron un régimen político dedicado a la corrupción y a la impunidad. «Esta es la fecha en la que aún no completamos la real magnitud del daño causado, porque cada día encontramos cosas nuevas”, expresó.

La respuesta del PLD

Las expectativas están centradas ahora en la respuesta que darán este partido (por un lado) y el equipo técnico de Medina (por el otro) al nuevo mandatario.

Pero en este sentido, según observadores, es muy poco lo que uno y otro puedan argumentar en momentos en que  Abinader y el PRM no llevan ni siquiera dos meses en el gobierno, y conservan prácticamente intacto el favor de una mayoría de dominicanos que se inclinó por ellos en las últimas elecciones.

Muchos consideran que cualquier respuesta del PLD y los exfuncionarios necesariamente tendrá que ser mesurada y bien fundamentada. En caso contrario pudiera exaltar más los ánimos de sus rivales, los cuales ahora tienen en sus manos el indiscutible poder del Gobierno.  De antemano, a manera de amenaza subiliminal, Abinader anunció el jueves que ha instruido a la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo a contratar “de manera inmediata a abogados idóneos” para que representen los intereses del Estado en acciones legales contra exfuncionarios peledeístas para “recuperar el patrimonio sustraído y exigir las indemnizaciones por los daños causados”.

sp-am



Fuente