Noche de emociones en honor a Margarita Copello

Noche de emociones en honor a Margarita Copello de Rodríguez


Santo Domingo.

Celebración en la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito, la gala fue organizada por la Fundación Sinfónica, con el apoyo y benevolencia de la familia Rodríguez Copello, para honrar la memoria de Margarita Copello de Rodríguez, Fundadora de la Sinfónica, gracias a Pedro Rodríguez Villacañas.

A la vez, la noche de los liceos conmemora los 35 años de existencia de esta institución, la que tiene la consagración y presidencia desde hace más de 30 años.

La gala de iniciación con los discursos de la actual presidenta de la Sinfónica, Margarita Miranda de Mitrov, amigas y disciplinares de doña Margarita, quien pudo pronunciar unas palabras motivo y dar una calurosa bienvenida a todos los asistentes, anunció la presentación de un video cuyo directorio de vida y bandeja fue una figura importante en el desarrollo de la vida musical de nuestro país.

El video incluye cortesías y testimonios de personalidades influyentes y grandes artistas que te darán el privilegio de conocer y transmitir imágenes de su familia armoniosa y familiar y de su dedicado trabajo al frente de la Sinfónica.

También le agradecemos, en nombre de la Sinfónica y de la familia Rodríguez Copello, su generosa colaboración con las celebraciones de gala y todos los asistentes.

Luego, de sus letras, ensalza a la guionista Miranda de Mitrov en la parte musical de la noche con la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por el maestro José Antonio Molina, considerado por Margarita su artista artístico.

Luego de tocar el popular Intermezzo de la ópera Cavalieria Rusticana de Mascagni, el concierto continúa con una de las piezas más emotivas y sentimentales jamás compuestas, el Concierto No. 2 del célebre compositor ruso Sergei Rachmaninov, interpretado de forma magistral por el premio- el pianista ucraniano ganador, Dmytro Choni.

La gala concluye con la fantasía fantástica de Romeo y Julieta, el popular tema de amor de Tchaikovsky sobre la historia de amor de Shakespeare.

Para concluir una réplica nocturna de emociones, música y talento, el eufórico público alzó de sus asistentes a quemar una larga ovación al solista de la noche, Dmytro Choni, al maestro José Antonio Molina y a los integrantes de la Orquesta Sinfónica Nación que doña Margarita. fue siempre bienhechora.


.



Fuente