Una mujer da a luz en una lancha hinchable cerca de las costas libias



Una mujer dio a luz este viernes por la noche en una lancha hinchable con un centenar de migrantes que fueron interceptados por los guardacostas libios. Al menos seis de los ocupantes de la embarcación murieron.

«Anoche una mujer dio a luz en una lancha de goma que estaba flotando en el Mediterráneo. Era una de los 93 inmigrantes interceptados y devueltos a Libia. Otros seis migrantes habrían muerto«, ha informado la portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Safa Msehli, a través de su cuenta oficial en Twitter.

La ONG SOS Mediterranée ha explicado que el buque de rescate Ocean Viking buscó la embarcación durante doce horas tras recibir una llamada de auxilio, pero fue interceptada por la Guardia Costera libia con otro buque de rescate, el Mare Ionio de la ONG Mediterranea Saving Humans, como testigo. La lancha estaba en aguas internacionales, aunque cerca del puerto de Misrata.

«El bebé nació en el mar y fue devuelto a una zona de guerra junto a otras 93 personas«, ha denunciado Alarm Phone, otra organización no gubernamental, que señala como responsables a los «aliados libios de Europa». «¡Europa, deja de matar la vida de negros en el mar!», ha remachado. Los migrantes fueron puestos en libertad tras llegar a tierra.

El Mare Ionio recibió la primera llamada de auxilio el viernes a las 12.22 a través de Alarm Phone: hablaba de 95 migrantes, incluidas 20 mujeres y ocho menores que habían partido la noche anterior desde Al Joms, en Libia, y se encontraban a la deriva por una avería del motor.

Además aseguran que había buques europeos de la Operación Irini más cerca de la embarcación, por lo que pidieron su intervención a Roma para «evitar que fueran deportados de vuelta al infierno libio del que intentaban escapar», explica Mediterranea Saving Humans.

Tras la detención de varios de los migrantes por la Guardia Costera libia, el Mare Ionio se ofreció a asumir a estas personas para llevarlas a puerto seguro, pero los guardacostas se negaron.

«Una vez más el dinero y los medios aportados por Italia a Libia junto con la cooperación de otros gobiernos europeos han provocado la deportación de refugiados a un país en guerra», ha advertido Mediterranea.



Fuente