Un bebé de apenas 3 meses muere asfixiado tras quedarse atrapado entre la cama y la pared


La ciudad de Rio de Janeiro ha vivido un triste episodio esta semana. Ha sucedido en el barrio de Jardim Carioca, donde un bebe que estaba cerca de cumplir los tres meses de edad ha fallecido por asfixia, tras un cúmulo de acciones desafortunadas.

El pequeño se durmió en su cama habitual, pero una serie de movimientos involuntarios mientras descansaba le colocaron en una posición entre la cama y la pared donde no podía respirar. Tras permanecer así durante un tiempo, sin que sus padres se percatasen, falleció el bebé. 

Cuando los padres fueron a comprobar como estaba se encontraron con la sorpresa. Tras ver que el menor no respondía y no aparentaba estar respirando, llamaron a los servicios médicos de urgencia, que llegaron al domicilio en un periodo corto de tiempo. 

Lamentablemente, tanto la rapidez de los médicos como sus maniobras de reanimación con el bebé durante casi una hora fueron inútiles y no pudieron salvar la vida del pequeño. También intentaron como última opción inyectarle un medicamento que estimula la reanimación, pero fue en vano. 

El niño había nacido de manera prematura y el próximo 16 de marzo iba a cumplir su tercer mes de vida. Presentaba signos de asfixia cuando llegaron los médicos y sus familiares les explicaron en qué posición se encontraba el bebé cuando lo vieron inconsciente, determinando que esa había sido la causa del fallecimiento, según apuntan los medios locales



Fuente