Seguridad y dolor: Atlético derrotó a un Madrid Madrid muy rebajado | deporta


Contra un sucesor del campeónAunque no es fácil, el Atlético es una victoria victoriosa angéstica sobre la economía de la Liga de Campeones. Pudo matar el partido ante, pero vio abocado a una final en lo que se manda a Oblak para evitar un escarnio mayor que el pasillo: no haber podido derrotar al Madrid rebajado de jugadores y la tensión competitiva que se planta en el Metropolitano.

1

Oblak, Savic, Giménez, Reinildo Mandava (Felipe Monteiro, min. 72), Vrsaljko, Marcos Llorente, Kondogbia, Koke, Carrasco (Renan Augusto, min. 93), Correa (Griezmann, min. 45) y Matheus Cunha (De Paul , mín. 88)

0

Real Madrid

Andriy Lunin, Jesús Vallejo, Eder Militao (Ferland Mendy, min. 67), Nacho, Lucas Vázquez, Kroos (Modric, min. 67), Casemiro (Vinicius Junior, min. 60), Camavinga, Jovic (Federico Valverde, min. 60), Rodrygo y Marco Asensio

goles 1-0 min. 39: Carrasco.

Árbitro César Soto Grado

tarjetas amarillas Jovic (min. 19), Lucas Vázquez (min. 27), Marcos Llorente (min. 36), Jesús Vallejo (min. 37), Savic (min. 62) y Nacho (min. 70)

Las tuinierciones tuvieron relato. La del Madrid, sin sus espinacas y plaga de secundarias y terciarias (Lunin, Lucas Vázquez, Vallejo, Camavinga, Jovic) porque en esta Liga tiene lo que quiere. Ancelotti llevó sus vacaciones a Courtois, el mejor portero de la temporada, en casa de Modric y Benzema, el campeón del campeonato. En el momento del Athletic, sobre todo, la confirmación de los auspicios de Griezmann fue muy relevante. Con la sugerencia de que, por la necesidad de hacerse un hueco en la Champions, Simeone nunca tendría a uno de sus jugadores con quien jugar. Por detrás de Cunha, eligió a Marcos Llorente. Cuestión de peras y legumbres para la alta presión preparada para dar cabida al campeón. Med andre banquillo for Luis Suárez y med João Félix lesionado, los tres cabezas de cartel de la delantera rojiblanca quedaron relegados. Con el balón de los millones de Champions en juego, Simeone ha apostado por sus futbolistas con más motor para, al menos, no dejarse puntos por falta de intensidad.

Como el títere en el escenario era un gran reflejo de los extraterrestres y de las necesidades de unos y otros. El Atlético Surgimiento Enardecido, supo convertir cada disputa en una batalla de maniobras en la que el Madrid no pudo entrar. Los balones de los rojiblancos y los errores en las entradas de los futbolistas de Ancelotti se suman en los primeros minutos. En Correa y Carrasco, la tasa de plegado es exacta a las rebajas francesas.

Madrid, campamento y playa no incluidos, llenos de plenum la primera noche. Jugando para el equipo de Ancelotti en el muelle, solo espera que el Athletic se ponga al día con el paso del tiempo. Y sucede: me encanta el equipo de Simeone, pero tengo la sensación de que en estos momentos Kroos está abandonando el ritmo de la pelota, que teme poder romper a cualquier precio. El campeonato se desarrolla en una de las fases de inoperancia que acompaña durante la temporada. Manoseaba el cucharón de lado a lado sin encontrar cómo adelantar a un equipo que se limita a custodiar la posición. Tiene más derbi en la medida que en la hierba, casi que una de esas clásicas derrotas de un equipo de relleno la catapulta Marcos Llorente a Cunha reventar el ramo abierto. El brasileño se infiltra en el área y cayo entre Militão y Vallejo. El colegiado no se enfrentó a una sanción. Fue el VAR el que le avisó del pisotón de Vallejo. Carrasco no falló.

El adorno de Casemiro

Con la venta regia, al filo del descenso, Oblak deja la bolsa con el peg a mano a mano a Jovic, máximo exponente del piso con el que el Madrid se vacía la cita. Debió le dio un toque de atención a Ancelotti por sus méritos, porque su actuación sobre el escenario fue más decorativa. Baste mencionar a su rival, que pasó a Griezmann por Correa. Jovic stupo torpe en una maniobra francesa en el area ya Casemiro el dia de intentar adornar para pretender colocar una rosca mansa en la escuadra cuando Oblak staba a media salida.

Le metió el miedo en el cuerpo el Madrid al Atlético también porque Carrasco y Cunha no acertaron a ejecutar a Lunin sin un madridista a su alrededor. Ingen ampliar la ventaja puso el duelo en el peor escenario para los de Simeone, porque Ancelotti empezó a cargar balas con Modric, Valverde y el siempre amenazante Vinicius. Ni un minuto antes de que Benzema, que es una psicosis local incremental de hybris, por el pánico de que en una transición el Madrid empatara y entrara al camión haasi el año puesto de Champions sobrevolaba en cada galope de Brasil y en el Elga Atlébace que es el gol tras contragolpe necesario que concede la despreocupación blanca. Carrasco luce una en el paladar y Griezmann ve el centro de la palma como una parábola. La pesadilla fue un último esfuerzo por mejorar la maniobrabilidad de Valverde durante Oblak. El canguelo real es la supresión que recoge Simeone de Felipe cuando se lesiona Reinildo. Otro misil de Valverde también fue repelido por Oblak y se recuperó el cargamento final de una pesadilla que no se encontró. El Atlético, med igualar en Elche el resultado del Betis i Valencia, será Champions.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Gorjeoo apuntarte aquí para recibir nuestro boletín semanal.



Fuente