Oregón, primer estado de EE UU que despenaliza la posesión de drogas duras

Oregón se convirtió este lunes en el primer estado de EE UU en despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de drogas duras, considerándola como una infracción civil que conlleva una multa económica y la posibilidad de evadirla con una “evaluación de salud”.

“Sabemos que el castigo por adicción no funciona y no mejora los resultados para las personas”, dijo en un comunicado Steve Allen, director de la Autoridad de Salud de Oregón (OHA).

Allen reconoce que la ley entra en vigor en un momento crítico ya que las sobredosis se han disparado en un 70% en el estado desde que la pandemia de COVID-19 comenzara en marzo del año pasado.

La medida 110, que se aprobó el pasado mes de noviembre y creó una gran controversia en el estado, implica que la policía ya no podrá arrestar a un individuo por la posesión de pequeñas cantidades de drogas para consumo propio como cocaína, heroína, metanfetamina, LSD, MDMA u opiáceos como la oxicodona.

Las personas se enfrentarán por esta falta a una multa de hasta 100 dólares, que podrá ser evitada si la persona accede a formar parte de un programa de rehabilitación.

Prioridad al tratamiento

El objetivo de los promotores de la ley es que se priorice el tratamiento de las personas que combaten una adicción antes que castigarlas con penas de cárcel o antecedentes penales que les dificulten una plena reinserción social.

Oregón ya es pionero en leyes relativas a la posesión de drogas, ya que en 1973 se convirtió en el primer territorio de Estados Unidos en legalizar el uso recreativo de la marihuana.

Precisamente serán los fondos obtenidos del impuesto estatal a la marihuana los que pagarán los programas de rehabilitación que impulsa esta nueva medida, cuyos centros tendrán que estar en funcionamiento a partir del próximo 1 de octubre, según indica la disposición.

Con la ley que entró en vigor hoy, Oregón lidera en EE UU una medida que naciones como Portugal, Países Bajos o Suiza ya han adoptado anteriormente. 



Fuente