Los países de la UE descartan cerrar Schengen ante la cepa del coronavirus


No habrá cierre de fronteras. Los países de la UE han descartado este lunes cerrar Schengen ante la nueva cepa del coronavirus, que se ha desatado desde el Reino Unido. Eso sí, la mayoría de los Estados miembros ya han dado pasos en ese sentido. Uno de los últimos, España que, de forma coordinada con Portugal, ha decidido suspender los vuelos desde el martes con el Reino Unido salvo para residentes o ciudadanos españoles. Bélgica, Austria, Letonia, Países Bajos, Italia, Austria, Irlanda, Francia, Bulgaria, Polonia, República Checa, Finlandia, Dinamarca, Hungría y Suecia ya habían restringido esos vuelos antes.

«Dada la experiencia del principio de la pandemia, los Estados miembros destacaron la importancia de mantener abiertas las fronteras dentro del espacio Schengen», informó el Consejo de la UE.

Asesores técnicos de los Veintisiete países de la UE mantuvieron este lunes una reunión urgente del mecanismo de crisis de la IPCR (respuesta política integrada a la crisis, en sus siglas en inglés) que se prolongó durante tres horas.

Fuera de la UE, también Suiza y Noruega han dado el paso, al igual que Turquía y Rusia, que se han sumado a la lista del bloqueo aéreo con medidas anunciadas por sus respectivos gobiernos este lunes. En el caso de Rusia, la medida durará en principio una semana.

Canadá también ha anunciado que prohibiría los vuelos desde Reino Unido durante 72 horas, mientras que en América Latina las restricciones al tráfico aéreo se extienden por Argentina, Colombia, Perú y Chile y hay gobiernos que han aplazado la decisión hasta este lunes.

Los ecos se extienden igualmente a Asia, por ejemplo con la prohibición de vuelos anunciada por Hong Kong, antigua colonia británica, y de India, así como a África, donde el Gobierno de Marruecos anunció el domingo por la noche una medida similar.

Arabia Saudí y Omán han optado directamente por suspender todos los vuelos internacionales y cerrar sus fronteras, mientras que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha abogado igualmente por «cerrar los cielos», no solo para prohibir las conexiones con Reino Unido sino todas.



Fuente