Los muertos del derrumbe de Miami se elevan a 27 tras la demolición controlada de lo que quedaba del edificio | Internacional


Los equipos de rescate, tras recuperar tres nuevas víctimas del derrumbe del inmueble de Surfside (Miami, Florida).Lynne Sladky / AP

La llegada de una tormenta tropical obligó el domingo a derribar de forma controlada la parte del edificio de la localidad de Surfside (colindante con Miami, Florida) que seguía en pie tras el colapso el pasado 24 de junio de una de las conocidas como Champlain Towers. Al final de la noche, una empresa de derribos hizo coincidir el estruendo que provocaban los fuegos artificiales de la festividad del 4 de julio en EE UU con la implosión de los restos del inmueble. Tras reanudarse este lunes los trabajos de rescate, con la recuperación de otros tres cuerpos, la cifra de víctimas mortales confirmadas asciende ya a 27 y la de desaparecidos se ha reducido a 118. Dos de las últimas víctimas halladas eran dos menores, de 10 y 4 años.

Durante la madrugada, las dotaciones de salvamento retomaron su labor tras disiparse la inmensa nube de polvo que dejó la demolición controlada. Según informó este lunes en una rueda de prensa la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Lavine Cava, “sobre la pila de cascotes inicial no han caído nuevos escombros”, ya que la voladura se realizó de forma que los restos cayeran al lado contrario, donde hay una carretera.

La regidora había subrayado durante la jornada que era su “principal prioridad” que el edificio se derribara “lo antes posible”. Una vez realizada la demolición, Cava destacó “que se ejecutó acorde a los planes marcados”. La búsqueda de víctimas, lenta y exhaustiva, se había visto dificultada en los últimos días por las malas condiciones meteorológicas y la aproximación de la tormenta tropical Elsa precipitó la decisión de tumbar lo que quedaba en pie de la torre.

Hasta ese momento, los equipos habían usado tecnología de infrarrojos, sonar y drones para buscar a posibles supervivientes. Ahora, con el edificio ya completamente derruido, vuelve al lugar la maquinaria pesada para remover los escombros; también los perros especializados en la localización de personas. Pero la esperanza se desvanece. El domingo, un experto que integra un equipo de rescate israelí (también ha llegado ayuda de México), declaraba a una cadena local de televisión que la posibilidad de encontrar supervivientes era ya “casi cero”. “Tratamos de ser optimistas, pero también somos realistas”, explicó. “Las circunstancias que vemos son demasiado difíciles como para decir, de manera profesional, que creemos que tenemos una buena posibilidad de encontrar a alguien con vida”, admitió.

La alcaldesa de Miami-Dade subrayó el domingo que derribar el edificio de manera controlada era “fundamental para ampliar el alcance de nuestro esfuerzo de búsqueda y rescate”. En esa línea, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, declaraba en la CBS que se seguía trabajando en el lugar del siniestro con el único objetivo de practicar “labores de rescate”. Burkett quiso dejar claro que nadie dentro de la cadena de mando estaba calificando la operación como “de recuperación”, lo que supondría dar portazo al salvamento y certificar la muerte de los desaparecidos. “El rescate, al menos por mi parte, continuará hasta que todos y cada uno de los desaparecidos sean desenterrados de los escombros”. Un matiz que da esperanza a quienes todavía la tienen.

Las causas del derrumbe del Champlain Towers están bajo investigación y ya ha comenzado una batalla legal en busca de compensaciones por daños por parte de algunos de los residentes en el edificio, que tenía 40 años de antigüedad. Según los registros de la alcaldía de Surfside, existe un informe de 2018 que asegura que en el edificio se detectaron problemas estructurales por parte de una firma de ingenieros. Pero la comunidad de vecinos retrasó el inicio de las reparaciones recomendadas por su alto coste económico.

Las autoridades locales han insistido en que la investigación sobre las causas del derrumbe puede llevar meses. En el análisis de lo ocurrido participarán ingenieros especializados, científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés), una agencia gubernamental que desde los atentados del 11-S tiene autorización para estudiar los fallos estructurales de los edificios, miembros de la Administración de Surfside y el departamento de bomberos.

Nadie ha sido rescatado con vida de entre los escombros desde que se hundió el inmueble. La policía de Miami-Dade identificó el domingo a David Epstein, de 58 años, como una de las 27 personas muertas en la tragedia. Sus restos fueron recuperados el viernes 2 de julio.





Fuente

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!