La Casa Real jordana asegura que el príncipe Hamzah ha prometido acatar las normas y cejar en sus críticas al rey


La Casa Real de Jordania ha asegurado que el príncipe Hamzah, el hermanastro del rey Abdalá II retenido en su domicilio bajo la acusación de encabezar una trama para desestabilizar el país, se ha comprometido a acatar las normas de la gobernante familia hachemita para solucionar este conflicto.

El monarca decidió resolver este asunto «en el marco de la familia hachemita» para lo que «delegó esta cuestión en su tío, el príncipe Al Hasan», indicó la institución en su cuenta de Twitter.

Tras ser encargado con la misión de resolver este conflicto, Al Hasan, hermano de el rey Husein, «se comunicó con el príncipe Hamzah, quien confirmó que se compromete a acatar las normas de la familia hachemita y el procedimiento indicado por el rey al príncipe Al Hasan«, agregó.

Este anuncio se produce después de Hamzah desafiara por segundo día consecutivo al rey al difundir un nuevo vídeo en el que negaba su participación en una supuesta conspiración y volvía a criticar la estructura de Gobierno bajo el reinado de su hermanastro y la represión contra las voces críticas en Jordania.

El príncipe está retenido en su domicilio desde el sábado, cuando también fueron arrestadas más de 15 personas, incluidos un miembro de la familia real y un exconsejero de la Corte, por participar, según el Gobierno, en un intento de «desestabilizar la seguridad» de Jordania en connivencia con una injerencia extranjeras cuya naturaleza y origen no fueron precisados.

El príncipe Hamzah es el hijo mayor del rey Husein y de su cuarta y última esposa, la reina Noor, y cuando, a la muerte de este, en 1999, le sucedió Abdalá, su primogénito, fue nombrado príncipe heredero.

Sin embargo, en noviembre de 2004 Abdalá revocó esta decisión y nombró en su lugar a su propio hijo, el príncipe Husein bin Abdalá.

Por su parte, el príncipe Al Hasan fue el sucesor oficial de su hermano Husein durante 34 años, hasta que este lo sustituyó por el actual monarca pocos días antes de morir.



Fuente