La activista Helena Maleno denuncia haber sido «deportada y expulsada con violencia» de Marruecos

La activista Helena Maleno ha denunciado este lunes que Marruecos la ha «deportado y expulsado con violencia» y ha acusado al Ministerio del Interior de España y a la Policía marroquí de hostigamiento y de haber puesto en peligro su vida y la de su hija.

«Desde abril de 2020 he sufrido un total de 37 ataques, amenazas de muerte, agresiones seguimientos, vigilancia policial, escuchas telefónicas y dos asaltos a la vivienda de la familia. El Ministerio del Interior, en concreto la UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades documentales de la Policía Nacional), en colaboración con la Policía marroquí, son los responsables de este hostigamiento, que ha llegado a poner en peligro mi vida y la de mi hija durante estos meses», ha aseverado Maleno en un vídeo.

La portavoz del colectivo Caminando Fronteras ha indicado que fue expulsada de Marruecos, donde ha vivido durante dos décadas, el pasado 23 de enero y que estuvo separada durante 32 días de su hija, con la que no le permitieron reunirse.

Maleno ha lamentado que a pesar de que dos procedimientos judiciales en España y Marruecos han reconocido que su labor en defensa de los derechos de las personas migrantes no es un delito, ha padecido años de criminalización, violencia y amenazas, tanto en carne propia como en la de sus familiares.

Tras reconocer los «esfuerzos» del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, por protegerla a ella y a su familia, ha denunciado que «desgraciadamente las cloacas del Estado y sus actuaciones en la persecución de defensoras de derechos humanos tienen más poder» del que se podía imaginar.

«Exijo a los gobiernos de España y Marruecos que cesen en mi persecución y en la de mi familia, que depuren responsabilidades dentro de sus instituciones, que reparen todo el daño que han causado. Defender derechos es un deber democrático, ya basta, exijo justicia», ha concluido Maleno.

Además, en una carta dirigida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, distintas organizaciones no gubernamentales exigen el reconocimiento del trabajo de Maleno, su protección, el cese de la criminalización de su trabajo y la reparación del daño causado.

La Federación Internacional de Derechos Humanos, la Organización Mundial Contra la Tortura, Urgent Action Fund for Women’s Human Rights, Women’s Link Worldwide, Front Line Defenders, Oxfam Intermón, Coordinadora Estatal de ONGD, Red Migrantes con Derechos, CEAR, Asociación Pro Derechos Humanos de España, Servicio Jesuita al Migrante y Alianza por la Solidaridad son algunos de los firmantes.



Fuente