Hallan un vehículo con explosivos cerca de la casa del hombre más rico de la India


La Policía india investiga este viernes el hallazgo de un vehículo con material empleado para la fabricación de explosivos cerca de la vivienda del empresario Mukesh Ambani, el hombre más rico de la India, en la ciudad occidental de Bombay, donde había además una carta dirigida al magnate.

«Encontramos un vehículo que fue revisado por el equipo de desactivación de bombas y encontramos sustancias explosivas de gelignita en su interior«, informó a Efe el comisionado adjunto de la Policía de Bombay, S Chaitanya.

El agente agregó que también encontraron en el vehículo una carta escrita a mano que iba dirigida al empresario, aunque evitó aportar detalles sobre su contenido.

El vehículo fue encontrado en la zona residencial de Carmichael, uno de los barrios más lujosos de la capital financiera de Bombay, en la que vive el empresario Ambani.

Tras conocerse los hechos, el ministro del Interior regional, Anil Deshmukh, anunció en su cuenta de Twitter que se está llevando a cabo una investigación «para conocer cuanto antes la verdad sobre lo ocurrido».

Por su parte, la Policía de Bombay no ha querido proporcionar más detalles y desconoce, por el momento, los posibles motivos detrás de este caso.

Ambani es el presidente del conglomerado indio Reliance Industries, matriz de la compañía telefónica Jio, y tiene una fortuna de unos 36.800 millones de dólares, según los últimos datos de Forbes del pasado abril, lo que lo convierte en el más rico de la India, mientras que ocupa el puesto 21 en la clasificación mundial.

La compañía Jio empezó a ofrecer sus servicios de conexión móvil en septiembre de 2016, tras la decisión de Ambani de lanzarse al mercado de las telecomunicaciones con su conglomerado Reliance, presente también en la industria de los combustibles.

Desde entonces ha conseguido alzarse con el liderazgo del mercado de la telefonía móvil y los servicios de datos en la India, con más de 350 millones de clientes, gracias a una política de publicidad agresiva y a la guerra de precios desatada contra sus competidores.



Fuente