«Esto no es una protesta, es una insurrección; está en el límite de la traición a su pueblo»


El presidente electo de EE UU, Joe Biden, ha asegurado este miércoles, minutos después del asalto al Capitolio de miles de simpatizantes republicanos con las tesis de fraude de Donald Trump, durante el acto de validación de los votos electorales, que la democracia del país «está bajo un ataque sin precedentes» que «roza la sedición, y debe acabar ahora».

«No representan quiénes somos como pueblo. Son un número pequeño de extremistas que se dedican a romper la ley. Esto está en el límite de la traición de tu propio país», ha asegurado con rotundidad en una intervención horas después del asalto, algo por lo que ha pedido perdón.

En palabras del propio Biden, considera que las personas que han obrado así son una «turba» y solicita que den un «paso atrás». «Le pido a Trump que cumpla con la promesa que hizo a su pueblo. Destrozar ventanas para destrozar el Capitolio y asaltar el Senado… Se trata del poder legislativo. Esto es insurrección. No está viendo todo el mundo. Estoy en shock».

«Tolerancia. Eso es lo que somos como pueblo», ha proseguido Biden en la intervención. «La democracia es algo muy delicado y se necesita buena voluntad y líderes que han prometido hacerlo. Estamos aquí por el bien común. Pensad en lo que pensarán los niños… el resto del mundo… Llevamos siglos buscando el bien común, Estados Unidos es mucho mejor como país que lo que se está viendo».



Fuente