Estados Unidos: El Tribunal Supremo rechaza la petición de Trump de ocultar documentación sobre el asalto al Capitolio | Internacional


Donald Trump durante un mitin para impugnar la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020.JIM BOURG (REUTERS)

La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó el miércoles una solicitud del expresidente Donald Trump para bloquear el entrega de documentación desde la Casa Blanca relacionado con el asalto al Capitolio. La decisión del máximo tribunal —de mayoría conservadora y con tres magistrados designados por el expresidente republicano— despeja el camino legal para que la comisión investigadora del Congreso pueda acceder a casi 800 páginas de registros solicitados sobre el ataque del 6 de enero de 2021.

Entre los documentos solicitados por el comité a los Archivos Nacionales, la institución que custodia esos registros, se encuentra información relacionada con los principales asesores de Trump y memorandos a su secretario de prensa. También la llamada diaria de la Casa Blanca, un registro de sus actividades, viajes, sesiones informativas y llamadas telefónicas del presidente. Los abogados de Trump fracasaron en su intento de ocultar información invocando el privilegio ejecutivo, una disposición legal que protege las comunicaciones del presidente con su equipo. El presidente Joe Biden se negó a invocar el privilegio ejecutivo en este caso.

“El presidente Trump es más que un ciudadano común”, dijeron los abogados de Trump en su carta a la Corte Suprema para bloquear la publicación de los documentos mientras continúa la batalla legal en los tribunales inferiores. “Él es uno de los cinco estadounidenses vivos a quienes, como expresidentes, se les otorga autoridad especial para tomar determinaciones con respecto a la divulgación de registros y comunicaciones creados durante sus mandatos”, agregaron los jueces. Según el expresidente, si se hacen públicos los registros solicitados, peligrará la seguridad nacional.

Los abogados de la comisión investigadora, integrada por siete legisladores demócratas y dos republicanos, defendieron su posición ante el Alto Tribunal argumentando que no se debe torpedear su investigación. El trabajo del comité «es de suma importancia y urgencia: investigar uno de los episodios más oscuros en la historia de nuestra nación, un asalto mortal al Capitolio y al Congreso de los Estados Unidos, y una interrupción sin precedentes de la transferencia pacífica del poder». de un presidente a otro”, escribieron.

Solo el juez Clarence Thomas dejó constancia de que estaba en contra de rechazar la solicitud de Trump, pero no explicó por qué. Los magistrados tampoco dejaron por escrito los motivos de su decisión.

El 9 de noviembre, un juez federal le quitó la razón de la defensa de Trump por primera vez. La jueza Tanya Chutkan concluyó entonces que la comisión del Congreso tenía derecho a recibir esta documentación y defendió que «la posición de Trump de que puede anular la voluntad expresa del poder ejecutivo [en alusión a la decisión de Biden de autorizar la entrega de documentos] parece estar basado en la noción de que su poder existe a perpetuidad”. «Pero los presidentes no son reyes», dijo. Los abogados de Trump apelaron el fallo y un mes después, un tribunal federal de apelaciones confirmó la decisión del juez Chutkan.

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

suscribir

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS América y recibe todas las claves informativas de la actualidad de la región



Fuente