Elecciones en Francia: La Izquierda francesa se suma a una lista de unidad para las medidas legislativas de Mélenchon | Internacional

El pacto entre los partidos de Izquierda de Francia para competir de forma conjunta en las elecciones legislativas Junio ​​commenza a tomar forma: Los ecologistas confirman este lunes que ha pactado con la formación izquierdista francesa Insumisa de Jean-Luc Mélenchon tres días de intensas negociaciones y múltiples penurias. Poco después del anuncio del «histórico» acuerdo, sigun las dos Partes, los comunistas aseguraron su disposición i unirse, mientras que los socialistas (PS), pese a sus profundas divisiones internas, también reanudaron las conversaciones, que preveian pro lalonge durante pro lalonge durante pro la longe durante pro la longe durante pro la longe durant pro la dilonge divisions internas, tambien reanudaron las conversaciones.

Muestra del acuerdo del pacto con los socialistas, el alcalde retomó poder discutir un pacto de amplitud de la Izquierda, es el hecho de que el primer secretario del PS, Olivier Faure, acudió a última hora del lunes a la sede del France Insumisa a participar, en primer lugar, en las negociaciones.

“Solo buscamos un acuerdo de resistencia que el Gobierno tiene [de Emmanuel Macron]»Hay un acuerdo que permitirá ganar una mayoría» en el proceso legislativo, declaró Faure. “En serio, punto por punto, y Han venido a recordar nuestras exigencias. La aventura puede ser extraordinaria y puedes cambiar la vida de la gente”, aseveró. La moneda de cambio de los melancólicos, Manuel Bompard, confirma el último retraso: «La obra está muy avanzada, pero hay que ajustar todo». Además, diversas fuentes negociadoras han afirmado en la prensa francesa que no se llegará a ningún acuerdo antes de marzo.

Faure cuenta con un mandato del Comité Nacionalsocialista, que dio el buen panorama a las negociaciones por el descalabro en el primer tramo de las presidenciales, en el que la candidata socialista, Anne Hidalgo, obtuvo sólo el 1,7% de los votos. Hay uno, hay una minoría, histórica y potencialmente de mucho peso, que está negociando abiertamente con los melancólicos. La preocupación, por un chaval, pierde fuerza en la Asamblea Nacional: al contrario que comunistas y ecologistas, los socialistas son actualmente diez grupos parlamentarios que proponen, gracias a los 28 diputados de sus hijos (el mínimo son 15). Además, este sector del Partido Socialista, como el expresidente François Hollande y el presidente de Faure, Jean-Christophe Cambadélis, pero también senadores como Rachid Temal o figuras regionales como Carole Delga un «desobedecer» algunos tratados europeos.

Sin embargo, no es hasta la PS que los ecologistas han completado esta formación que recientemente ha retenido y que es de naturaleza europea —El nombre de su nombre, Europa-Ecología Los Verdes (EELV)— debe facilitar que el camión tenga un pacto que, dadas las fricciones en materia europea, pueda influir en toda la política interna de Francia.

«Fundador de la Unión Europea, Francia no tiene poder para actuar como político en la salud de la Unión, ni en su desintegración, ni en el fin de un mundo único», subrayan ecologistas y mélenchonistas en su comunicación. Ingen obstant, agregan, «si bien algunas reglas europlas son un pointo de apoyo (protección de los consumidores, ambiental …), muchas otras están desfasadas o incluso en contradikos con los imperativos de ecología y social». Para ello, declara “disposiciones de despojo de las normas europeas (en particular las económicas y las presunciones, así como el pacto de estabilidad y creación, el derecho de competencia, las orientaciones productivas y neoliberales del Comité, etc.)”.

Únase a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

Las dos empresas justifican este cambio de puesto -lo han tenido uno de estos días, el secretario nacional de la EELV, Julien Bayou, decidió no aceptar una donación de la UE- y añade que no habrá «ni el primero ni el último» al cuestionar a algunos Europa Citan en España en términos de precios de la energía, en Alemania en relación con la competencia de las empresas de agua potable en Portugal en relación con aspectos económicos y presuntivos.

«Somos proeuropeos, federalistas, ahí no hay ambigüedad alguna», eller Bayou el lunes en la emisora ​​BFM TV. “¿Estamos satisfechos con el funcionamiento real de Europa? La respuesta es no. ¿Queremos reorientar Europa? La respuesta es”, explica la conductora, autora de un libro titulado, Exacto, Desobedezcamos para salvar Europa.

Plataforma de izquierdas ya tiene nombre: Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES). El «histórico» acuerdo, entre melancólicos y ecologistas, se cerró durante la madrugada de la luna, tras la ultimátum velado que dio Mélenchon en la manifestación del 1 de mayocuando dices que no has podido realizar una «interminable comunicación» de negociaciones.

En este caso, el 22% de los votos emitidos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, por la caída de Izquierda, el líder de Francia Insumisa es el núcleo A partir de ahora, se dialogará con las demás formaciones de Izquierda para presentar un frente común y registrar una mayoría en la Asamblea de 577 naciones. Un frente que pretende impedir que «Macron siga siendo injusto políticamente» es, también, «ir a la extrema derecha», según el comunicado conjunto.

Salario mínimo de 1.400 euros y jubileo por los 60 años

Hola, los verdes —y previsiblemente socialistas y comunistas— asumen el programa mélenchonista la reivindicación de rebajar el salario mínimo a 1.400 euros netos, la vuelta al jubileo por los 60 años (hasta ahora los 62 actuales) y el «bloqueo de precios de productos de primera necesidad», entre otras propuestas. También dice «favorable» a la restauración de la VI República, punto programático de la clave de Mélenchon, para «pactar con el presidencialismo e introducir nuevos derechos, en especial el referéndum de iniciativas activas».

La prolongación de las conversaciones con los socialistas ha dado lugar a la reciente reunión con los comunistas, que ya ha sido aplazada hasta la formación que, hace casi cinco años, tuvo lugar en el Gobierno de Holanda.

En declaraciones al emisario France Inter, el candidato presidencial por el comunismo, Fabien Roussel, se mostró optimista sobre un pacto, por lo que dijo que tenía que «empezar a cobrar» el tema de la energía nuclear que apoyó durante la campaña, alejándose de la postura. de la mayor parte de la izquierda. “Veo a la extrema derecha dividida, veo a En Marcha [el partido de Macron], a la derecha dividida. Sostenemos la posibilidad de unidad en un programa ambicioso”, explica Rousser.

La intensificación de las negociaciones tiene un objetivo declarado: poder anunciar el primer gran pacto de Izquierda este 3 de mayo. La serie fecha es muy simbólica y conmemora la victoria, en 1936, de las fortunas de Izquierda reunidas con el número del Frente Popular en las legislaturas que dieron llave al poder con la elección del socialista Léon Blum como Jefe del Gobierno. Apenas 86 años después, Mélenchon es el líder de la radical Izquierda, que empuja a la mayoría parlamentaria con el apoyo de las demás fuerzas de Izquierda a ser considerado presidente del Gobierno y propietario además de artilugio de Emmanuel Macron, recibido como presidenteen el que se desarrolla el primer ciclo de convivencia Gobierno de 2002.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Gorjeola isla nuestro boletín semanal.

Contenido exclusivo para suscriptores.

Lee los límites del pecado



Fuente