el primer discapacitado en viajar al espacio



Philippe Croizon, un aventurero francés de 52 años, será el primer hombre con los brazos y las piernas amputadas en cumplir el sueño de convertirse en la primera persona discapacitada en viajar al espacio, para lo que ya está en contacto con el magnate estadounidense Elon Musk.

Todo empezó con un mensaje en Twitter, en el que dejó claras sus intenciones al fundador y director ejecutivo de SpaceX: «¡Envíame al espacio para demostrar de nuevo que todo es posible!», le escribía en noviembre. Una petición que fue respondida de manera afirmativa y que le puso en contacto con Jared Isaacman, el piloto del primer vuelo espacial con tripulación civil.

Croizon llega ya tarde a esa misión, pero sí que ha sido invitado a su lanzamiento el próximo octubre desde Cabo Cañaveral. Asimismo, ha conseguido que ambos millonarios estudien la posibilidad de que sea parte de esos vuelos en un futuro.

Nuevas oportunidades

La Agencia Espacial Europea (ESA) abre este 31 de marzo su convocatoria para reclutar nuevos astronautas y un puesto, para la reserva, busca a una persona con alguna deficiencia en sus miembros inferiores.

Por edad, por su formación y por su constitución corporal, Croizon no pasa esa exigente criba, pero la fe de este hombre sigue intacta. «Mi única esperanza actual para ir al espacio es con Elon Musk y con Jared Isaacman», recalca este antiguo trabajador metalúrgico, a quien una descarga eléctrica le carbonizó en 1994 parte de los brazos y las piernas.



Fuente