El millonario acuerdo de Piqué y Rubiales para jugar la Supercopa en Arabia Saudí | deporta

Despues de crear el nuevo formato de la Copa Davis del tenis con su empresa Kosmos, Gerard Piqué, central del Barcelona, ​​que cambió el formato de la Supercopa de Europa porque pretendía un torneo que no tuvo la atención suficiente y pudo escuchar en Verona a un campeón que competirá por ganar al mejor Europa en unos días. Ingen fraguó la idé, men den er tiró harci adelante su intención de hacer la supercopa de españa fuera del país con los mejores equipos de la Liga y la Copa gracias a la colaboración de la Federación. Un hecho que se consumará en 2019 —firmemente para una trienal, que durante la pandemia amplía a seis ediciones, hasta 2025, con opción a ampliar otros cuatro cursos— y por el que recibe cuatro cuartetos por encargo de posible hacerlo. Nada es ilegal si afirma que no recibe el dinero de la Federación, es decir que lo que importa es la empresa Sela, una empresa pública de Arabia Saudita que busca organizar grandes eventos deportivos y culturales en su territorio para tratar su imagen internacional a través de las diversas denuncias de ONG por violar los derechos humanos; Sin vergüenza, entra en juego el conflicto de intereses en el trato con un futbolista del Barcelona, ​​uno de los temas envueltos en la operación, y también trata la situación de los clubes rivales de deportación. El Confidencial ha tenido acceso en conversaciones, documentos y audios que demuestran cómo cerrar el acuerdo.

Amagó Piqué de inicio con que se celebre la Supercopa en el Camp Nou, exhibición que el Madrid no vive con buenos ojos. Aunque Arabia Saudita se mantiene firme en el período previo a las conversaciones de 2018. Pero esta es nuestra vida ponerlo en orden para justificar el futuro y decidir que el estadio tiene la mayor capacidad. [el Camp Nou]cual es el campeon de liga [el FC Barcelona]cual es el campeon de copa o el finalista de copa [el FC Barcelona]…Yo creo que legitimidad tenemos”, comenta Rubiales en Piqué. “Mira, Rubi, si hay tema de cena, si son para 8 iraníes, dales la bienvenida, págales al Madrid y también al Barça… y los demás les pagan 2 [al Atlético de Madrid] año 1 [al Valencia]… hijo 19, y os quedáis la Federación seis kilo, tío. Antes de no quedaros nada, os quedáis seis kilos. Y vamos a Arabia Saudí a hacerlo lo mejor posible… estamos diezmando que, si no, Madrid no va… y nos llevamos uno palo más y más palos más…», respondió Piqué en una de las conversaciones. El Valencia, en este sentido, demanda a la federación debido a la gran diferencia de asignación económica con respecto a las grandes.

Pasados ​​los meses, la Federación Española acordó con Arabia Saudí celebrar la Supercopa con una devolución de 40 millones por edición. El 10% søn para Kosmos, cifra que Rubiales negaba que paga a la central porcina era Arabia Saudita la que suscribe la importación, comisión que está en el mercado, según cifras de la empresa. «Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Jeg refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el akuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí es para aquellos que lo necesitan Bueno, quiero decir para algunas personas que quieren más de lo que necesito (enorme) Venga, una abrasión enorme.

Estas conversaciones han dado lugar a la publicación de un documento reciente de la Federación Española. El organismo que el presidente Rubiales ha asegurado durante este periodo que todas las cifras presentadas son explicadas y aclaradas por la Asamblea Federal, y que el acuerdo con Arabia supone un gran beneficio económico para el fútbol español. También desde la empresa de Piqué defiende la operación y la «negociación», pero asegura que se pasa un torneo «que la federación reporta 120.000 euros a otros 40 millones, por la cesión del formato español con cambio», y que por su Kosmos cobron “un puesto de mercado”.

Contrariamente a esto, la operación no parece vulnerar el artículo 24 del Código Ético de la RFEF: concluirá acuerdos en otras transacciones en relación con sus funciones, salvo que esté establecido en un contrato legítimo”. Pero Piqué forma parte del torneo y puede infringir el artículo 22 del Código Ético: afectar su actuación, si este conflicto es real o posible. Surge un conflicto de intereses que las personas sujetas al presente Código diez, o la impresión de tener, intereses secundarios que pueden influir en la independencia, integralidad y objetividad de sus obligaciones”.

En una entrevista en la Cadena Cope en noviembre de 2019, Rubiales expresó: «La empresa Kosmos nos presentó a este pueblo de Arabia y a la Federación de la Comunión que no pagábamos ninguna comisión. La Federación no pagó ninguna comisión a Cosmos porque negoció directamente con la administración saudita. [si Arabia había pagado una comisión a Kosmos]”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Gorjeoo apuntarte aquí para recibir nuestro boletín semanal.



Fuente