El emotivo reencuentro con su hermano, 32 años después de ser secuestrado

Jonathan y Juan por fin se abrazan, incapaces de contener la emoción. Un secuestro los separó hace 32 años. Alfonso, el hermano mayor, fue testigo. Según cuenta, un amigo de su padrastro se lo llevó cuando jugaban en la puerta de casa, en Bogotá (Colombia). Y desde entonces le perdieron la pista. Tenía sólo 3 años.

​Juan, el mediano, emprendió una incansable búsqueda. Pero fue el propio Jonathan quien logró dar con su familia biológica, gracias a una empresa que realiza pruebas de ADN.



Fuente