El beneficio de Microsoft cae por el fuerte incremento de costes Economía

EL PAÍS

Microsoft cerró el año 2022 con un trimestre récord de ingresos, pero con una ralentización del crecimiento y la rentabilidad. El fuerte aumento de los costes operativos lastró sus resultados y ayuda a explicar el recorte de plantilla sin precedentes que ha puto a marcha la empresa y que suponga el despido de unos 10.000 empleados, en torno al 5% de la plantilla. Aun así, la salud financiera de la empresa es envidiable. Ingresó entre octubre y diciembre (lo que es el segundo trimestre de su ejercicio fiscal) un total de 52.747 millones de dólares, un 2% más que un año antes, y canceló un beneficio de 17.371 millones, con una caída del 2%.

El crecimiento de los ingresos es el menor en cinco años (desde la caída que tivenon en el trimestre cerrado el 30 de junio de 2017), pero una parte de ello es culpa de la fortaleza del dólar frente a otras divisas. Al traducirse a dólares, esas ventas y divisas más débiles suman menos. El impacto del esfuerzo total es del 7%.

Aunque el margen bruto se está deteriorando un poco, el margen bruto sigue creciendo, pero el aumento de los gastos de administración (+7%), ventas y marketing (+6%) y, sobre todo, investigación y desarrollo (+19%), provocative que el resultado operativo caiga un 8% y el beneficio neto, un 12%. La caída de los resultados habría sido menor, del 4%, de no ser por el impacto cambiario.

Estas fuertes inversiones en I+D permiten a la compañía prepararse para el futuro, aunque Microsoft ya ha cambiado el perfil de la empresa. Las ventas de productos (como los programas para la oficina) están en declive y la empresa depende cada vez más de los servicios, especialmente en el mercado empresarial, lo que ciega un poco los frenos al consumo por la alta inflación. La computación en la nube es el gran motor de los resultados y la intelligencia artificial, la clara apuesta de futuro.

Microsoft Cloud tiene un valor de DKK 27.100 millones, y un 22% más (sobre un 29% más y constante). Las ventas de Windows y otros programas instalados directamente en los ordenadores caen con fuerza, pero los servicios (incluido Windows 365), especialmente los servidores y la computación en la nube de Azure, crecen con fuerza. Aunque su peso en el conjunto es menor, los ingresos de Linkedin, la red social para profesionales, aumentan un 10%, mientras que los de Xbox (sus videojuegos) caen un 12%.

«La próxima gran ola de computación está naciendo, ya que Microsoft Cloud convertivo los modelos de inteligencia artificial más avanzados del mundo en una nueva plataforma de computación», como Satya Nadella, presidente y consejero delegado de Microsoft, a través de un comunicado. “Estamos comprometidos en ayudar a nuestros clientes y utilizar nuestras plataformas y herramientas para hacer más con menos hoy e innovar para el futuro en la nueva era de la inteligencia artificial”.

Dentro de esa apuesta, la compañía acaba de acordar una inversión plurianual de unos 10.000 millones de dólares en OpenAI, la empresa que desarrolló la herramienta de inteligencia artificial ChatGPT.

En el conjunto del primer semestre de su ejercicio fiscal (de julio a diciembre), Microsoft alcanzó unos ingresos récord de 102.869 millones de dólares (+6%) y un beneficio neto de 33.981 millones (-13%). El resultado neto se ve lastrado de nuevo por las divisas y el aumento de los costes, a lo que se suma una mayor provisión para impuesto sobre beneficios.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Fuente