Dos barcos repatriarán a parte de los 3.000 españoles atrapados en Marruecos tras el cierre de fronteras


Finalmente serán dos barcos de las compañías BaleariaTransmediterránea los encargados de iniciar el plan de repatriación de los casi 3.000 españoles atrapados en Marruecos, después de que las autoridades magrebíes cerrarán las fronteras con España el pasado martes. 

El primer barco, de Balearia, partirá el domingo desde el puerto de Tanger Med y con destino a Algeciras para repatriar a un primer grupo de españoles varados en Marruecos, en torno a 700.

El martes será el turno de una segunda embarcación, de la compañía Transmediterránea y con capacidad para 750 pasajeros, para reducir la cifra de ciudadanos atrapados en suelo marroquí y que zarpará también desde Tánger, 

En ambos casos, el objetivo principal es solucionar el caso de los ciudadanos españoles (o residentes en España) que hayan quedado bloqueados en el país magrebí por la anulación de sus vuelos de vuelta con alguna de las aerolíneas que viajan entre España y Marruecos.

Cómo apuntarse a este proceso

El procedimiento para poder optar al proceso de repatriación pasa por apuntarse en alguno de los cuatro consulados españoles en el país magrebí, requisito indispensable para abordar estos barcos que se fletan en coordinación entre la Embajada de España y el ministerio marroquí de Exteriores.

Más españoles y más barcos

La ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, señaló que la decisión marroquí de cerrar sus cielos dejó varados en Marruecos a 3.000 españoles, aunque esa cifra puede ser mayor porque siguieron apareciendo más casos.

Las fuentes no descartaron que se puedan fletar más barcos de repatriación en los siguientes días, siempre que las autoridades marroquíes den los permisos necesarios.

Alternativa de emergencia

El retorno a España no es imposible, pues para los casos más urgentes hay la posibilidad de volar desde Marruecos hasta Senegal o Mauritania, y desde ahí a España, pues esas rutas siguen abiertas.

La suspensión de vuelos con Francia y España por parte de Marruecos se ha decidido por razones sanitarias, para evitar la expansión de las nuevas variantes del coronavirus, especialmente en vísperas de la Semana Santa y también del mes de ayuno de ramadán, que cada año suponen el movimiento de miles de personas entre estos países.



Fuente