Dimite el coordinador del plan de vacunación en Portugal tras inmunizarse personas sin prioridad


El coordinador del plan de vacunación contra la COVID-19 de Portugal, Francisco Ramos, ha dimitido después de detectar irregularidades en la selección de los sanitarios que debían ser inmunizados en el Hospital de la Cruz Roja de Lisboa, donde preside la comisión ejecutiva, y de que varias personas de grupos no prioritarios recibieran su dosis en varios puntos del país.

El Ministerio de Salud portugués ha anunciado este miércoles en un comunicado que Ramos presentó su dimisión este martes y que el funcionamiento de la ‘task force’ para el plan de vacunación será asegurado por los restantes miembros del núcleo de coordinación.

El propio Ramos ha explicado su renuncia en otra nota, en la que ha señalado que descubrió irregularidades en el proceso de selección para la vacunación de profesionales sanitarios en el Hospital da Cruz Vermelha de Lisboa, sin dar más detalles.

Como Ramos es presidente de la Comisión Ejecutiva, considera que «no se reúnen las condiciones» para mantenerse en el cargo de coordinador del plan de vacunación nacional.

Ramos coordinaba la ‘task force’ responsable de diseñar y desarrollar el programa de vacunación contra la COVID-19 en Portugal, que arrancó el pasado 27 de diciembre.

Vacunadas personas sin prioridad

En una primera fase se vacunaron sanitarios en primera línea y usuarios y trabajadores de residencias, aunque en los últimos días han saltado varias polémicas después de conocerse que en diferentes puntos del país se inmunizaron personas que no tenían prioridad.

Entre ellas, familiares de administradores de hospitales, funcionarios de la Seguridad Social e incluso trabajadores de una pastelería cercana a la delegación de Oporto del Instituto Nacional de Emergencias Médicas (INEM).



Fuente