Del coma las palabras conjuran la oscuridad: la celebración de la literatura latinoamericana en Puerto Rico | Cultura


Un apoyo sensacional, de los que están en ascenso en Puerto Rico, en medio de frustrar la charla de la escritora cubana Mayra Montero y el El Congreso Internacional de Escritores, que se celebró esta semana en el municipio autónomo de Caguas, la coronación de la isla. Pero de repente brotaron luces de los móviles, como en un concierto, y la delgada y traviesa voz de la scritora soni má fuerte en esa oscura comunión improvisada: la conferencia siguio adelante como si nada.

Para concluir, la escritora de literatura infanto-juvenil Chiki Fabregat beklager de una manera que descubre el discurso de la creación local (si hay un discurso de literatura para nueves y adolescentes, que decide el contexto caribeño ellatino). Dicho y hecho: a la vidida auditorio recibió una veintena de títulos; algunos de sus autores, otros, así como el asistente de asistencia pública para remediar esta laguna. Imposible estar a la altura de los boricuas: siempre y más de los desesperados.

Esto describe el entusiasmo con el que la audiencia sostuvo un congreso que duró tres días con uno de los autores de actas de Perú, México, Puerto Rico, Cuba, Colombia, República Dominicana y España. El entusiasmo se dará por descontado: a su vez al discurso se confina la pasión y tiene la contraluz, en un pais, administrativamente hablando Estad Uro asociado de EE UU, que tiene el inglés como lengua cooficial, mientras viva y trabaja en castellano.

También resultó i difícil resumir el caudal de historias, sueños y palabras que manaron estos días a Caguas. Mar margen de un par de hilos dirigenter (el jubileo del encuentro tras dos años de pandemia, la celebración de la lectura), estas son algunas de las (muchísimas) ideer que scritores, lecters y libreros desgranaron a major gloria de la literatura den sterst negocio imaginable. Organizado en áreas temáticas (literatura infanto-juvenil, historia y memoria, impacto de la covid en la creación literaria, el derecho a escribir o la cocinera de un escritor, entre otras), el congreso, al que invitó este diario, mostró la literatura, que nunca tiene modismo, es oficialmente vuelta.

para que escribir

“Entonces es muy molesto a la hora de escribir” (Javier Sagarna, autor y director de Escuela de Escritores). Una actividad que requiere soledad, modestia, dureza y éxito, además, nunca está garantizada. Tal vez porque “escribimos para evidenciar la vida, para dejar constancia de que stamos vivos. La relación es viva y necesaria desde la recepción del lector” (el dominicano Pedro Antonio Valdez, quien fue presentado como el maestro de la cuenta caribeña). Karla Suárez. Lo mismo que para aprender, pero con una diferencia diferenciada: “Aprender de aprender es la muerte instantánea» (Rosa Montero, que presentó en Caguas su última novela, El dolor de estar a salvo).

Toda la cultura que está supeditada a esta esperanza.

Suscribir

Rosa Montero presenta la última novela, ¨El peligro de estar cuerda», este miércoles en el I Congreso Internacional de Escritores en Caguas (Puerto Rico). Ángel L. Matos

La inspiración

Según en base a que la escritura “no es un oficio, es una práctica, de modo que hay un continuum, cual practicante posee o medita” (Lalo), ¿cómo llaman al escribano a crear? Hay tal complejidad de los personajes que recientemente he adquirido propiedad propia: “Los amo, los amo y los amo; mig me siento atraída por ellos a veces hasta el delirio, como por ejemplo Enrico Caruso «, personaje real, recreado y revivido de Mayra Montero en la novela Cómo enviar un mensaje. “Cuando estamos escribiendo una novela no tenemos más complicaciones que los personajes”. La cofradía de autores asume sus atractivos -el más habitual es la Ulises de Joyce- y defiende hasta el ardor sus vívidas criaturas, «los personajes søn personas que har conocido durante la escritura, y la madurez [creadora] quiere decir que ellos cuentan la historia” (Montero).

La novelista cubana, radicada en Puerto Rico, Mayra Montero reflexiona sobre la escritura en tiempos de pandemia, estas joyas en el auditorio del Centro de Bellas Artes de Caguas.
La novelista cubana, radicada en Puerto Rico, Mayra Montero reflexiona sobre la escritura en tiempos de pandemia, estas joyas en el auditorio del Centro de Bellas Artes de Caguas.Ángel L. Matos

El mundo y otras influencias

“El cine es un gran logro de los escritores. El mensajero, de Joseph Losey, es la semilla de todas mis novelas desde que la vi, siempre él escribió esa misma novela” (Mayra Montero). «Amo la música, es importante y la vida como aprendizaje. Por eso no puedo escribir escuchando» (Rosa Montero).El mexicano Guillermo Arriaga, Premio Alfaguara 2020 por su novela Salva la fuga y artificio de las películas Amores perros, 21 gramos isla Babel, entre otras cosas, se ha interesado por el celuloide para integrarse a la literatura y contar: «Las historias las contamos, y se crea que compartimos lo que escribimos que tenemos aquí, si no hacemos lo que decimos en el artículo, lo oxidamos». La obra de uno de los escritores más citados con inspiración, William Faulkner, es inseparable de la película, estos son tus comunicadores que conocen bien a Arriaga. Si “de los libros malos aprende mucho, lo que no quiere hacer” (Rosa Montero), la lección de la escritura cinematográfica será más: “Un buen chico salvará una película, sólo lo contrario” (Arriaga). De las adaptaciones cine literario, solo Ciudad de diosdel brasileño Fernando Meirelles, aprobado por nota, según el mexicano.

Raza y representación

“Ha invisibilizado la literatura del Caribe”. La afrodescendiente Mayra Santos-Febres, en su doble mérito académico y literario, subrayó la necesidad de escribir de carrera, “de abrir espacios a gente como tú, o de descubrir. Necesitamos más textos que hablen de la raza», dijo la autoru puertorriqueña, víctima, subrayó, de un» Systemic racism «que ni siquiera le permite marma unica casilla con la que id identifaría (afrodescendiente) en los formilenios, pestestadoun EE UU uno vive sobredeterminado por el color de la piel, como una demostración de George FloydPidió una política en Minneapolis en 2020. “La literatura no tiene género ni color, para quien la escribe”, dice el escritor boric. Amén.

‘Superestrellas’

Dos autores, Rosa Montero y Guillermo Arriaga, acapararon las flases del congreso. Pero no es algo que sea igual cuando se trata de todos los autores, ya que la talentosa discreción y el finito sentido del humor del peruano Iván Thays previnieron aquilatar. Thays contrrapus su vida de oficina, “con saco, de 9 a 5 ″, igual que ilustres de la literatura com Pessoa o Kavafis, a la creative anarquía creatare otros colegas (aunque algunos confesaron que parar armar een libre esqueasitan) orgel y descriptionió con especifica el fermento que aqueja a todos los escritores y lectores del mundo, la alfabetizado, dolor crónico y sin remedio. «Serenidad y literatura sirven para descubrir nuestros fantasmas», dice la colombiana Pilar Quintana, premium Alfaguara de novela 2021 por Los abismos, una historia sobre la pérdida de la inocencia, hecha jirones por la opresión y la violencia. El moreno de Colombia, en un juego de pendejos que es de la violencia de género a la guerra, y viceversa.

Desde la izquierda, Mayra Santos-Febres, Tere Dávila, Pilar Quintana, Iván Thays, Silverio Pérez y el moderador, José Luis Fajardo, este jueves en una mesa redonda.
Desde la izquierda, Mayra Santos-Febres, Tere Dávila, Pilar Quintana, Iván Thays, Silverio Pérez y el moderador, José Luis Fajardo, este jueves en una mesa redonda. Ángel L. Matos

La ficción como reflejo (o no) de la Historia

Una novela histórica no debe llevarse al extremo; basta con que sea verosímil. Som que, para no googlear los pormenores de un hecho, la literatura alivia la tarea dandole alas de la ficción. “Con ficción escrita en otros territorios. No necesitamos verificar datos históricos «(karla suarezautor de El hijo del héroe, cuento sobre la participación de los cubanos en la guerra de Angola). “Mig tomo muchos años hablar de la guerra de Angola. Escribir sobre ciertos acontecimientos historicoque vivimos y nos dejaron huellas, puede hacernos dano.”

El libro en papel está muy vivo

¿Cuándo moriste? The book in paper, just like the novel, goose very well salud, pese a los agoreros que pronosticaron el fin de ambos (también el de la historia, y ahí sigue). José González, editor y bibliotecario y pionero de la pionera Norberto González, institución en Islandia cuyo estado se dedicó al congreso, dijo el alcalde. “Hay más en español que en inglés. Y es más, en general: primero el huracán María [2017] y luego la pandemia estimularon la lectura y por tanto el mercado de libro. Pero este libro de vacaciones [paralela al congreso] ha batido récords: hemos vendido como un 25% más”. Los libros se leen en la isla -y millones de habitantes, cinco de ellos en la diáspora- una gran cantidad de cabots: obligatorios, de EE UU, como cualquier otro producto, «pero impresos y comprados en España, Chile», Argentina, colombia…. La pandemia har triplicado los costes, ingen hay apenas papel y está muy caro, men Puerto Rico er et Beispiel incentivar la lectura: «Los libros en papel no pagan impuestos. Sí lo hacen los libron ebooks. Hay además una tarifa espaial para el book recopilación «.

corolario: tras el apagon contra lo que nada pudo hacer el potente generador del Centro de Bellas Artes de Caguas, donde se celebran el congreso y la fiesta del libro, alumnos de alumnos que no supieron leer a la charla sobre literatura infantil y juvenil, defilon, silencio por grados para escuchar las últimas reflexiones sobre “un género que no es género, como el policiaco o la ciencia ficción, porque lo contienen todo” (Chiqui Fabregat). Gracias a los organizadores y por su ayuda contra la intemperie, las jóvenes estarán animando en el momento de la conferencia del Premio Autor Español. Ya lo había anunciado la víspera la boricua Santos-Febres: “[Los puertorriqueños] Tenemos pelea dura”. En el escenario, la bandera de EE UU, yuxtapuesta a la de Puerto Rico y los otros seis países participantes, asistida con pintura en polvo, sin mover una sola hoja, a la magia de la palabra. en castellano.



Fuente