China se negó a dar a la OMS datos sin procesar sobre los primeros casos de coronavirus detectados en Wuhan

Las autoridades chinas se negaron a proporcionar datos en bruto de los primeros casos de Covid-19 al equipo de la OMS que viajó a Wuhan para investigar el origen del coronavirus.

Según ha explicado el experto en enfermedades infecciosas Dominic Dwyer, integrante de ese grupo enviado por la OMS, se había solicitado a las autoridades datos sin procesar de pacientes sobre 174 casos que China había identificado desde la fase inicial del brote en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, así como otros casos, pero solo se les dio un resumen.

Según ha explicado en declaraciones a la agencia Reuters, este tipo de datos se conocen como «listas de líneas», que contienen detalles como qué preguntas se hicieron a cada paciente, sus respuestas y cómo se analizaron sus respuestas. 

En opinión de Dwyer, «es una práctica estándar para la investigación de un brote», ha asegurado.

Para este experto en enfermedades infecciosas, el acceso a estos datos sin procesar era especialmente importante, ya que solo la mitad de los 174 casos estuvieron expuestos al mercado de Huanan, donde se detectó inicialmente el virus.

«Por ello hemos insistido en pedir eso«, ha aclarado Dwyer. «Por qué eso no sucede, no lo puedo comentar. Ya sean cuestiones políticas, de tiempo u otras dificultades… Pero si hay otras razones por las que los datos no están disponibles, no lo sé. Uno solo podría especular», ha asegurado el experto.

Pese a ello, Dwyer ha reconocido que las autoridades chinas proporcionaron una gran cantidad de material al equipo investigador. «La gente de la OMS cree que ha recibido muchos más datos de los que había recibido el año anterior. Así que eso en sí mismo es un avance», ha manifestado.

Contrario a la opinión de Dwyer se ha mostrado el zoólogo Peter Daszak, también miembro de la misión de la OMS en Wuhan.

En un mensaje en Twitter, Daszak ha aseverado que, en su caso, no vivió esa experiencia. «Como líder del grupo de trabajo sobre animales/medio ambiente, encontré confianza y apertura con mis colegas de China. Tuvimos acceso a nuevos datos críticos en todo momento. Aumentamos nuestra comprensión de las posibles vías de transmisión», ha afirmado.

Esta semana, al concluir su visita a China, la misión de la OMS ha indicado que había descartado como «extremadamente improbable» la teoría de que el patógeno pudo salir de un laboratorio de Wuhan, donde se detectaron los primeros casos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó el viernes que la misión, formada por expertos de diez países (entre ellos EE UU, Reino Unido, Alemania y Rusia) publicará un informe preliminar de su visita la próxima semana, que ampliará en las siguientes, y también dará una rueda de prensa, que complemente a la que esta semana dieron en Wuhan (China).





Fuente