Intentar gravar los servicios digitales no es algo nuevo en RD


El presupuesto del año 2020, de Danilo Medina, estuvo a punto de gravar con el 18% del ITBIS o el 10% del consumo selectivo a servicios digitales como Netflix, Spotify, Uber, Cabify y Airbnb. Pero no pudo. Esto viene a colación, porque por segundo año consecutivo el Poder Ejecutivo, esta vez representado por Luis Abinader, propone imponer algún tipo de tasa a estos servicios.

El contexto es distinto. Abinader enfrenta una caída brusca en los ingresos del Gobierno debido a la pandemia generada por el COVID-19, sin un escenario de recuperación claro. En 2019 hubo una pequeña crisis, pero nada comparado con lo actual.

Sin embargo, la propuesta del nuevo presidente también es más confusa que la de Medina. Pues el proyecto de presupuesto plantea cobrar dos impuestos, uno a los servicios digitales, y otro, que sería adicional, a las operaciones o consumos con tarjetas en moneda extranjera de 3 %.

Al igual que durante el Gobierno de Medina, surgen las dudas de cómo se cobrará ese impuesto y a qué le llaman servicios.

En el proyecto de la Ley de Presupuesto General del Estado 2020 no se definían las plataformas de venta de contenidos digitales que podrían quedar sujetas al tributo. En el presupuesto 2021 el párrafo del artículo 37 indica que “la Dirección General de Impuestos Internos establecerá el procedimiento o mecanismo para la administración y recaudación”.

Lo mismo ocurre con el tipo de impuesto. La propuesta de Medina señalaba claro que era el 18% del ITBIS o el 10% del consumo selectivo, y la de Abinader indica: “Se gravarán con los impuestos correspondientes, según apliquen, conforme al Código Tributario de la República Dominicana No. 11-92, del 16 de mayo de 1992 y sus modificaciones, los servicios digitales que sean utilizados o contratados en la República Dominicana independientemente del lugar en que se encuentre el servidor o la plataforma tecnológica que los soporten”.



Fuente