Goldman Sachs y JPMorgan Chase incrementan sus beneficios


El banco estadounidense Goldman Sachs logró aumentar su beneficio neto a 5,300 millones de dólares en el segundo trimestre gracias a la fuerte actividad de su servicio de inversión, solicitados para muchas operaciones de fusiones y adquisiciones y OPI.

Su beneficio ajustado por acción, índice de referencia de Wall Street, se situó en 15.02 dólares, mucho más que los 9.95 dólares anticipados por los analistas.

La facturación de la firma creció un 16 %, hasta los 15,400 millones, también superando las previsiones, que habían sido de 12,170 millones de dólares.

Los ingresos generados por la división de banca de inversión crecieron un 36 %, impulsados por el asesoramiento a empresas que buscan realizar fusiones y adquisiciones o incursionar en los mercados, así como por préstamos otorgados a empresas.

Por su parte, el banco estadounidense JPMorgan Chase redujo el tamaño de las reservas que apartó al comienzo de la pandemia ante la mejora de las perspectivas económicas, impulsando su beneficio neto del segundo trimestre.

El banco, que había aumentado sus reservas a 8,900 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020 para poder hacer frente a posibles incumplimientos de sus clientes, las redujo hasta 3,000 millones durante el mismo período en 2021. En el trimestre pasado ya las había reducido a 5,200 millones de dólares.

Su beneficio neto se disparó un 155 %, siendo de 11,900 millones.

Reportado por acción y excluyendo ítems excepcionales, las ganancias alcanzaron los 3.78 dólares, un poco más de los 3.17 esperados por los analistas.

Las ventas del grupo cayeron un 8 %, hasta 30,500 millones de dólares.



Fuente