Factores que inciden en las economías y debilidades


Las dificultades económicas prevalecientes en estos días no son parcela exclusiva de naciones como la nuestra, subdesarrolladas y expuestas a los efectos nocivos de los incrementos en el precio de los combustibles. Inciden también sobre países avanzados, que no han podido escapar de las turbulencias de la presente situación.

Una combinación de factores actuantes ha contribuido a crear condiciones desfavorables para el desenvolvimiento de las economías. Primero la pandemia y las suspensiones de actividades, con su secuela de desempleo y descenso en la producción de bienes y servicios. Luego la dislocación de las cadenas de suministro. Más adelante, la congestión en los puertos y el trastorno en el transporte marítimo de carga. Y finalmente, como si hubiese sido un remache o golpe de gracia, el conflicto en Ucrania y el alza del petróleo y el gas.

No obstante, a pesar de las innegables consecuencias que esa mezcla de eventos sucesivos ha tenido, sería exagerado atribuirle la responsabilidad por todas las vicisitudes por las que numerosos países están atravesando. La evidencia documental revela la presencia de dificultades que se vienen arrastrando desde antes, indicativas de debilidades no resueltas que desbordan la esfera coyuntural y muestran características de tipo estructural.

Esa clase de debilidades persistentes se refleja en el ámbito político. El descontento popular que dichos problemas provocan, derivado de la escasez de oportunidades de empleo y el aumento en el costo de la vida, conduce a reacciones contra los gobiernos de turno, sean éstos de derecha, de centro o de izquierda. Por esa razón se observan comportamientos en apariencia contradictorios, pues mientras los votantes en naciones como Chile, Perú y Alemania acogen propuestas menos conservadoras que las existentes, en Francia se aprecia un repunte de la extrema derecha, y en los EE.UU. es visible un fortalecimiento de las perspectivas electorales de la oposición republicana. 

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.



Fuente